Álvaro Rodriguez Rodríguez Daza, señor de Lobios

public profile

Is your surname Rodríguez Daza?

Research the Rodríguez Daza family

Álvaro Rodriguez Rodríguez Daza, señor de Lobios's Geni Profile

Share your family tree and photos with the people you know and love

  • Build your family tree online
  • Share photos and videos
  • Smart Matching™ technology
  • Free!

Share

About Álvaro Rodriguez Rodríguez Daza, señor de Lobios

 Don José de Pellicer y Tovar en su libro Justificación de la Grandeza de los Zúñigas (Madrid, 1688), cuando dice que Don Alvaro Rodríguez de Aza «casó con Doña Constanza de Villalobos, hermana de Doña Marquesa de Villalobos, hijas las dos de Don Gil de Villalobos y Doña María Díaz de Haro, su mujer...» Salazar de Mendoza en el libro 3.° y capitulo 10 de las Dignidades, equivoca este casamiento y dice que Doña Constanza fue mujer de Don Fernán Rodríguez de Aza, y no fue sino su madre. Cita para prueba dos epitafios que están en el Monasterio de San Pablo de Valladolid en la capilla de Juan Rodriguen de Aza, su nieto... Por ellos mismos consta lo contrario de lo que afirma». Uno de estos epitafios es como sigue: «Aquí yace Juan Rodriguez de Aza, Rico-ome, Guarda mayor del Rey Don Enrique, hijo del noble Rey Don Juan, el qual Juan Rodriguez fue hijo de Fernán Rodriguez de Aza y de Madama Ales de Chifert, y nieto de Alvar Rodríguez de Aza y Doña Constanza de Villalobos, que perdieron sus heredamientos por sentir al Rey Don Pedro.»

De esta manera se comprueba la verdad con que Da Leonor escribía. El Fernán Rodríguez de Aza, casado con Madama Ales de Chifert, de quien nació el Juan Rodríguez, debió ser viudo de esta señora cuando contrajo matrimonio con la hija de Don Martín López de Córdoba. Más adelante dice Doña Leonor que eran cinco hermanos los hijos de Alvar Rodríguez de Aza, y que todos murieron infelizmente. El Padre Fray Juan Salvador Baptista Arellano, en sus Antigüedades y Excelencias de Carmona (Sevilla, 1628), dice que el Rey Don Enrique, que se mostraba agravado por la muerte de los suyos, quemó los papeles y noblezas de los vecinos en la plaza pública dejándolos pobres y afligidos, pues sus bienes se repartieron entre particulares y conventos de religiosos. espero estos datos sean de ayuda Atte Ignacio Anaya Gomez.