Carlos IV de Aragón y Navarra, rei titular de Navarra (1421 - 1461) MP

public profile

Is your surname de Aragón y Navarra?

Research the de Aragón y Navarra family

Carlos IV, rey titular de Navarra's Geni Profile

Records for Carlos IV de Aragón y Navarra

2,249 Records

Share your family tree and photos with the people you know and love

  • Build your family tree online
  • Share photos and videos
  • Smart Matching™ technology
  • Free!

Share

Birthplace: Peñafiel, Valladolid, Castille and Leon, Spain
Death: Died in Barcelona, Barcelona, Cataluña, Spain
Managed by: Bianca May Evelyn Brennan
Last Updated:

About Carlos IV de Aragón y Navarra, rei titular de Navarra

1421. Nace el 29 de mayo en Peñafiel.

Es hijo del infante Juan de Aragón y de la princesa Blanca de Navarra.

1423. Su abuelo, Carlos III el Noble, crea para él el Principado de Viana, mediante documento fechado en Tudela el 20 de enero.

Con apenas dos años de edad es trasladado a Navarra, en compañía de su madre doña Blanca, residiendo en los Castillos de Tafalla y Olite.

Aquí nacerán sus dos hermanas, las infantas Blanca y Leonor.

 

Su más conocida aya es la señora de Pedro Gorría.

Carlos III el Noble intentará controlar a su fogoso padre, siempre inmerso en los asuntos castellanos, preveyendo que tal situación podría llegar afectar a su reino.

1425. En septiembre, su padre y su hermano mayor Alfonso V el Magnánimo intentan suavizar la situación con un encuentro en la Torre de Barciel, localidad próxima a Tarazona.

Allí reciben la noticia de la muerte de Carlos III el Noble.

Su padre se desplaza hasta Tudela, donde, violando la resolución de las cortes navarras, que estipulaban que tal título era para su hijo Carlos, se autoproclama como Rey de Navarra.

Ahora, con más poder y dinero que nunca, Juan II sigue inmiscuyéndose en los asuntos castellanos.


Mientras tanto, vive en la lejanía la guerra entre Aragón y Navarra contra Castilla.

1427. El 9 de agosto, las Cortes de Navarra le renuevan su juramento como heredero al trono, hecho que debería ocurrir con el fallecimiento de su madre, Blanca.

1429. Tras un breve paréntesis en sus luchas contra Castilla, Juan II se desplaza hasta Pamplona, donde se hace coronar como Rey de Navarra.

En el verano, el ejército castellano llega hasta las localidades de Estella y La Ribera, incendiando y saqueando ambas.

El ejército aragonés responde haciendo incursiones por Sigüenza e Hita.

En Olite, ajeno a estos turbios asuntos políticos, sigue con su esmerada y reinada educación como corresponde a un futuro rey. Sus ejercicíos físicos constan de remar, cazar y montar a caballo (con mucho porte).

 

Le encantan los animales, tiene dos lebreles que siempre le acompañan y llegará a tener su propio zoo incluyendo camellos y leones.

1430. La mediación de Alfonso V consigue sellar la paz entre aragoneses y castellanos mediante las Treguas de Majano.

Su madre, en ausencia de su marido, gobierna su reino protegiendo sus fronteras, intenta conseguir una eficaz administración para sus súbditos y hace vida piadosa.

1435. Cuando finalizan las Treguas de Majano, Blanca de Navarra se ocupa personalmente de ampliar las negociaciones y que su reino siga reconciliado con Castilla.


1436. En septiembre, mediante el Pacto de Toledo, consigue que su marido recupere sus tierras en Castilla y que su hija, la infanta Blanca (hermana de Carlos) celebre esponsales con el príncipe castellano Enrique. 

El príncipe Carlos es aficionado a la literatura y especialmente a la música, llegando a tocar la vihuela y el arpa y componiendo sus propias canciones.

Según la historiadora Mariona Ibars Puga su aspecto físico sería el siguiente:

"de pelo color castaño claro, los ojos grises, la nariz larga y derecha,

la cara pálida y delgada, la talla un poco más alta que la media,

la mirada grave, un aire lleno de modestia y serenidad...

y algo de melancolía en la expresión general de su rostro"

Mario Sículo es más contundente al afirmar que:

"no le faltaba nada para ser un Príncipe perfecto"


1439. El 17 de febrero su madre redacta su testamento. En él se reconoce como Reina de Navarra y deja dispuesto que, a su muerte, el trono recaerá en su hijo Carlos, pero con una claúsula que indica que su hijo no puede usar el título de rey sin el permiso de su padre.

El 30 de septiembre casa en el Castillo de Olite con doña Inés de Cleves, sobrina del Duque de Borgoña.

1440. El 15 de septiembre se celebra en Valladolid la boda entre su hermana Blanca y el príncipe Enrique de Castilla.

1441. En mayo muere Blanca de Navarra en el Monasterio de Santa María de Nieva, cuando acaba de regresar de una peregrinación al Monasterio de Guadalupe.

Con el permiso paterno, como era deseo de su madre, Carlos de Viana pasa a reinar en Navarra.


1443. Su padre concierta un nuevo matrimonio con Juana Enríquez, hija de Fadrique Enríquez, Almirante de Castilla.

El 9 de julio se produce el “Golpe de Estado de Rámaga”, por el que Juan II de Castilla es secuestrado por su primo Juan II de Navarra. Como consecuencia de ello, Juan II visita en dos ocasiones Navarra solicitando ayuda económica y militar para enfrentarse a Castilla.

Esta forma de actuar de su padre irrita sobremanera a Carlos, quien prefiere actuar de una forma mas juiciosa y prudente, siguiendo las costumbres y normas impuestas por su abuelo, Carlos III el Noble.

Por otra parte, Juan II ejerce ya claramente como rey navarro, desplazando de estas funciones a su propio hijo.

1447. El 13 de junio se celebra en Calatayud la boda de su padre con Juana Enríquez. Previamente, áquel ha evitado informar al parlamento navarro y al propio Carlos del inminente evento.



1448. El 6 de abril, tras una penosa enfermedad, muere doña Inés de Cleves, sin haberle dado un heredero a Carlos.

Su padre sigue continuamente ausente del reino, y cuando hace acto de presencia es para despojar a Carlos de su lugartenencia del reino y actuar como el auténtico Rey de Navarra.

Por otra parte, su madrastra Juana Enríquez, es un mujer de fuerte carácter, decidida y soberbia que no cae bien a muchos navarros y a un sector importante de la nobleza, quienes comienzan a cerrar filas en torno al Príncipe de Viana.

Por estas fechas, Carlos es un hombre tan sumamente culto que habla correctamente cinco idiomas.

Es educado, cariñoso, simpático y amable con todo el mundo. Profundamente creyente, aunque dado a los amuletos para protegerse de cualquier tipo de males. Frugal en el comer y moderado en el beber, dispone de su propio médico particular (árabe para mas señas).


En su escudo de armas, dos sabuesos royendo un hueso, simbolizando los canes los Reinos de Francia y Castilla y el hueso Navarra. Una leyenda encima de los perros: "UTRINQUE RODITUR"..."por todas partes me roen".

Navarra se encuentra ya dividida en dos bandos:

Beamonteses, decididos partidarios del Príncipe de Viana, cuyo máximo exponente es Luis de Beaumont, Conde de Lerín y Condestable de Navarra, casado con una hija ilegítima del propio Juan II

Agramonteses, del clan de Agramont, enemigos irreconciliables de los anteriores y, en consecuencia, favorables a Juan II

1451. Tropas castellanas, con el pretexto de ayudar a Carlos de Viana invaden Navarra.

El propio príncipe parece aceptar de buen grado la colaboración castellana, que ha ocupado Estella.


En septiembre se desplaza hasta la localidad de Puente la Reina acompañado del propio Luis de Beaumont.

La ruptura entre beamonteses y agramonteses es total. La guerra civil en Navarra se generaliza.

Los beamonteses ocupan Olite y Pamplona y dominan las zonas montañosas.

Los agramonteses dominan los valles y la zona de La Ribera.

Carlos ha iniciado una relación sentimental con María de Armendáriz, doncella de su hermana Leonor, a la cual le promete matrimonio si ésta le dá un hijo varón. Pero el fruto de esta relación es una hija, Ana de Navarra, que llegará a casar con Luis de la Cerca, Conde de Medinaceli.


Sus tropas sitían a Juana Enríquez en Estella, pero ésta consigue escapar y refugiarse en Aibar.

En la Batalla de Aibar, sus tropas son derrotadas y es hecho prisionero junto con su fiel aliado, el Conde de Lerín. Es confinado en el Palacio de Tafalla y trasladado por diferentes prisiones, siendo finalmente encerrado en Zaragoza.

1452. El 10 de mayo, mientras el Príncipe de Viana se halla recluído, Juana Enríquez dá a luz en la localidad de Sos, a su primogénito habido con Juan II, el futuro Fernando el Católico.

Su futuro no parece ser nada halagüeño, pues a partir de este momento, la citada Juana no va a dejar de conspirar y poner todo de su parte para que su hijo neonato, el infante Fernando llegue a lo más alto de los Reinos de Aragón y Navarra, en detrimento de Carlos de Viana.

1453. Tras 20 meses de cautiverio, es puesto en libertad en el mes de junio.

 

Vuelven las tensiones a Navarra y los enfrentamientos entre beamonteses y agramonteses.

Mantiene relaciones con una dama a su servicio, doña Guiomar de Sayas.

1455. Juan II realiza una hábil y arriesgada maniobra política. Deshereda a su hijo Carlos y nombra como heredero al trono navarro a Gastón de Foix (marido de su hija Leonor y vasallo del Rey de Francia), a cambio de su ayuda militar.

El Príncipe de Viana vuelve a ser derrotado en Estella.

Abatido, emprende un largo recorrido por Europa en busca de apoyos para su causa.

En Roma se entrevista con el Papa Calixto III sin resultados. Seguidamente se traslada a Sicilia.


1456. En Sicilia mantiene un apasionado romance con una dama de baja condición, llamada Capa, fruto del cual nace Juan Alfonso de Navarra y Aragón, quien llegará a ser Abad del Monasterio de San Juan de la Peña y posteriormente Obispo de Huesca. 

Tampoco descuida su interés por las artes y las letras. En Italia, traduce libros, compone versos y se relaciona con poetas y literatos, especialmente con Ausias March del que llega a ser gran amigo.

Durante su estancia en tierras sicilianas, Carlos se ve afectado por una extraña enfermedad que le hace fatigarse e incluso le impide montar a caballo, teniendo que ser trasladado en litera.

1457. Finalmente se traslada a Nápoles, donde es recibido por su tío Alfonso V el Magnánimo, quien se interesa por su situación y hace suya su causa.

En Nápoles inicia una relación sentimental con la dama Brianda de Vaca, fruto de la cual nacerá don Felipe de Navarra Conde de Beaufort.


En marzo las Cortes de Pamplona (beamontesas) le nombran como Rey de Navarra.

El 26 de junio, Alfonso V redacta su testamento donde nombra a Carlos como Príncipe de Gerona, o lo que es lo mismo, heredero a los Reinos de Aragón, Valencia, Mallorca, Cerdeña, Sicilia y del Principado de Cataluña, reservando únicamente el Reino de Nápoles para su hijo natural Fernando, Duque de Calabria.

Eso sí, todo esto será heredado tras el fallecimiento del padre de Carlos, Juan II de Navarra.

1458. El 27 de junio, muere el Magnánimo.

Inmediatamente su padre es coronado como Rey de Aragón, mientras que a él se le ofrecen las Coronas de Nápoles y Sicilia, pero el Príncipe de Viana se halla sumido en una fuerte depresión tras la muerte de su tío y apenas prueba bocado.

Abandona Nápoles y se dirige a Sicilia donde permanece por espacio de un año.


1459. Allí recibe la propuesta de matrimonio con Catalina de Portugal, enlace del agrado de su padre y del monarca portugués, pero Carlos demora su respuesta porque tiene su mente puesta en miras más altas. Sus ojos se han fijado en la infanta Isabel de Castilla.

En julio abandona Sicilia rumbo a Lérida, convencido de que será tratado en buena forma por su padre, quien parece aceptar de buen grado el nuevo curso de los acontecimientos.

Tras departir ampliamente con Juan II de temas políticos y matrimoniales, se embarca en dirección a Mallorca, ignorándose si por decisión suya o de su progenitor.

El 28 de agosto arriba a la isla, alojándose en el Palacio de la Almudaina y celebrándose grandes fastos en su honor.

Sin embargo su padre ha dado instrucciones para que se le retenga de cualquier forma en algunos de los castillos que visita. Esto explica que, durante algún tiempo, se encuentre guardado como en cárcel en el Castillo de Santueri, en Felanitx.



Según el historiador mallorquín Gabriel Verd Martorell, durante su estancia en Mallorca habría mantenido relaciones amorosas con Margarita Colom, fruto de las cuales habría nacido en la primavera del año siguiente Cristóbal Colón, el descubridor de América.

Encontrándose en Mallorca recibe la visita del embajador portugués Gabriel Lorenzo, quien trae la propuesta de matrimonio con la infanta Catalina.

Tras las Cortes de Estella (agramontesas), es proclamada heredera al trono por su padre su hermana Leonor, quien hace prevalecer sus derechos sobre los de su hermano.

1460. Con la excusa de su estado de salud, abandona la isla.

Se celebra la Concordia de Barcelona, al objeto de llegar a la tan ansiada paz entre beamonteses y agramonteses.


Carlos entra en negociaciones con Enrique IV de Castilla para un futuro matrimonio con su hermanastra, la infanta Isabel. La reacción de Juan II al enterarse es extremadamente violenta.

El 2 de diciembre detiene en Lérida a su hijo. Durante tres meses recorre las prisiones de Lérida, Aytona, Fraga, Zaragoza, Miravet y finalmente Morella, donde el Príncipe de Viana manifiesta sentir "un fuerte dolor en las entrañas".

1461. Se producen altercados y revueltas en Cataluña y Navarra en favor de su liberación.

El 8 de febrero una guarnición catalana se dirige a Fraga mientras otra sitía al propio Juan II en Lérida.

Juan II abandona precipitadamente Lérida y se reúne con Juana Enríquez en Fraga, donde, viendo el cariz de los acontecimientos, ambos abandonan precipitadamente el lugar.


Corren malos tiempos para Juan II:

La Diputación del General solicita la inmediata puesta en libertad del príncipe y su revocación como candidato a rey

Tropas castellanas penetran en Navarra, originando una nueva revuelta de los beaumonteses

El Consell del Principado proclama al príncipe navarro como heredero de Cataluña

Ante la extrema gravedad de los hechos, Juan II decreta su libertad el 25 de febrero.

El 12 de marzo es recibido de forma apoteósica en Barcelona.

El 21 de junio, mediante las Capitulaciones de Villafranca del Penedés, se le reconoce como heredero de la corona aragonesa, jurando su cargo como Lugarteniente de Cataluña.


Pero su salud empeora. Desde su estancia en Nápoles le fatiga el menor esfuerzo.

El 21 de septiembre la fiebre habitual en él se hace crítica. Sus allegados organizan una peregrinación al Monasterio de Montserrat y algunos otros actos religiosos.

El 23 de septiembre fallece en Barcelona.

Sus exequias se convierten en un auténtico duelo nacional. Quince mil personas desfilan ante su féretro, cuyo funeral es presidido por don Felipe, hijo natural del príncipe.

 

Sus restos son trasladados a la Catedral de Barcelona. Según refieren los historiadores de la época se le corta el antebrazo derecho para conservarlo en un relicario de plata en el Monasterio de Valdedoncellas, de donde desaparecerá años más tarde.

1472. Sus restos son trasladados al Monasterio de Poblet.

Como detalle anecdótico cabe señalar que los restos de la momia se corresponden en la parte superior con los del citado príncipe, no así los de la parte inferior que se corresponderían con los de una mujer. El error es seguramente debido al amontonamiento de momias con la invasión del populacho del Monasterio de Poblet tras la Desamortización de Mendizábal.

A pesar de haberse achacado su muerte a una orden de envenenamiento dada por Juana Enríquez, estudios modernos han permitido descubrir que don Carlos muere por una pleuresía de origen tuberculoso.

--------------------

Charles, Prince of Viana, (May 29, 1421 – September 23, 1461), sometimes called Charles IV, king of Navarre, was the son of John, afterwards king of Aragon, by his marriage with Blanche I, daughter and heiress of Charles III, King of Navarre. Both his grandfather Charles and his mother, who ruled over Navarre from 1425 to 1441, had bequeathed this kingdom to Charles, whose right had also been recognized by the Cortes; but when Blanche died in 1441 her husband John seized the government to the exclusion of his son. The Prince of Viane was married in Olite (Navarre) on September 30 1439, taking as his wife the Flemish Princess Agnes, the daughter of Adolph I, Duke of Cleves and Mary of Burgundy sister of Philip III "the Good", Duke of Burgundy. Princess Agnes died, childless, on April 6, 1448, eight years after her marriage to Charles.

The ill-feeling between father and son was increased when in 1447 John took for his second wife Joanna (Juana) Enriquez, a Castilian noblewoman (of a bastard cadet line from Castilian kings), who soon bore him a son, afterwards Ferdinand II of Aragon, and who regarded her stepson as an interloper. When Joanna began to interfere in the internal affairs of Navarre, a civil war broke out, and in 1452 Charles, although aided by John II, King of Castile, was defeated and taken prisoner. Released upon promising not to take the kingly title until after his father's death, the prince, again unsuccessful in an appeal to arms, took refuge in Naples with Alphonso V, king of Aragon, Naples and Sicily. In 1458 Alphonso died and John became king of Aragon, while Charles was offered the crowns of Naples and Sicily. He declined these proposals, and having been reconciled with his father returned to Navarre in 1459. Aspiring to marry a Castilian princess, he was then thrown into prison by his father, and the Catalans rose in his favor. This insurrection soon became general and John was obliged to yield. He released his son, and recognized him as perpetual governor of Catalonia, and heir to the kingdom.

Soon afterwards, however, on 23 September 1461, the prince died at Barcelona, not without a suspicion that he had been poisoned by his stepmother. He was promised to marry Catherine of Portugal (daughter of Portuguese King Edward I) when he died.

Charles was a cultured and amiable prince, fond of music and literature. He translated Aristotle's Ethics into Spanish, a work first published at Saragossa in 1509, and wrote a chronicle of the kings of Navarre, Cronica de los reyes de Navarra.

By Brianda de Vaca, he had an illegitimate son, Philip, who became Archbishop of Palermo. He also had several other illegitimate children

view all

Carlos IV, rey titular de Navarra's Timeline