Hernando Aguilera Zurita, s.j. (1561 - 1637) Icn_world

public profile

View Hernando Aguilera Zurita, s.j.'s complete profile:

  • See if you are related to Hernando Aguilera Zurita, s.j.
  • Request to view Hernando Aguilera Zurita, s.j.'s family tree

Share

Photo_silhouette_m
Birthdate:
Birthplace: La Imperial, Chile
Death: Died in Perú
Occupation: Sacerdote Jesuita. Catedrático de la lengua araucana
Managed by: Marcelo Daniel PAZOS VIQUEIRA
Last Updated:

About Hernando Aguilera Zurita, s.j.

Hernando de Aguilera y Zurita, n. La Imperial 1561, + Lima 30 octubre 1637; Jesuita 1579; fundador de la Orden en Chile 1593; Catedrático de la Lengua Araucana del Colegio de Santiago; Rector del Colegio de La Paz; Rector de Colegio de Cuzco 1630-1634.

www.genealog.cl

La provincia jesuítica de Chile fue una de las provincias de la Compañía de Jesús en Sudamérica antes de la expulsión de los jesuitas del territorio del Imperio español en 1767. La sede del padre provincial se encontraba en la ciudad de Santiago de Chile.

La viceprovincia jesuítica de Chile fue creada en 1625 como parte de la provincia jesuítica del Paraguay, de la cual dependió hasta su establecimiento como provincia en 1683.

La provincia jesuítica del Perú fue creada en 1568, quedando comprendida en ella el Reino de Chile, pero los primeros jesuitas llegaron a Chile 25 años después. A solicitud del virrey Lope García de Castro el rey Felipe II dispuso solicitar al general de la orden que algunos jesuitas pasasen a Chile, pero la orden no se cumplió ya que el virrey les dio otros destinos. El 11 de febrero de 1579 el rey volvió a disponer el envió de más misioneros para Chile, pero tampoco llegaron a esa gobernación. Por gestión del padre Juan Román, enviado a España por el provincial del Perú, en 1590 el rey volvió a disponer el envío de jesuitas a Chile, ordenando por reales cédulas del 12 y 19 de septiembre y del 3 de octubre, que el virrey del Perú les suministrara los recursos que fuesen necesarios. Inmediatamente un grupo de 8 misioneros partió de España, pero al llegar al Perú el provincial Juan Sebastián de la Parra decidió remplazarlos por misioneros con experiencia en América.

El primer grupo partió en el barco San Francisco Javier desde el Callao el 9 de febrero 1593, compuesto por los sacerdotes Luis de Estrella, Luis de Valdivia, Hernando de Aguilera, Gabriel de la Vega, y dos hermanos coadyutores (Miguel Teleña y Fabián Martínez), siendo el rector el sacerdote septuagenario catalán Baltasar de Piñas. Juan de Olivares se hallaba en Potosí y partió después en otro barco. Aguilera y Olivares habían nacido en Chile y conocían el idioma mapudungún. El grupo arribó a La Serena el 12 de marzo y desde allí llegaron por tierra a Santiago el 12 de abril de 1593.

Poco después abrieron en esa ciudad una residencia adquirida por suscripción popular y una escuela de gramática, y luego el Convictorio de San Francisco Javier, un internado para jóvenes aristócratas. Al retornar Piñas al Perú le sucedió como rector el padre Valdivia. En 1595 Valdivia y Aguilera comenzaron a realizar misiones en la Araucanía y en Cuyo. El general de la Compañía de Jesús, Claudio Acquaviva, dispuso en 1603 la creación de la provincia del Paraguay incluyendo territorios que hoy pertenecen a Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay, la cual se efectivizó en 1604 con el padre Diego de Torres Bollo como superior provincial y sede en la ciudad de Córdoba.

El 2 de abril de 1767 el rey Carlos III de España firmó en El Pardo el decreto conocido como Pragmática Sanción de 1767, cuyo título es «Pragmática sanción de su Magestad en fuerza de ley para el estrañamiento de estos Reynos a los Regulares de la Compañía, ocupación de sus Temporalidades, y prohibición de su restablecimiento en tiempo alguno, con las demás prevenciones que expresa».

Siguiendo lo hecho en Portugal (1759) y Francia (1763), el rey dispuso que en todos los territorios sujetos a su jurisdicción fueran aprehendidos y luego expulsados los jesuitas y su patrimonio incautado. (...) he venido en mandar que se extrañen de todos mis dominios de España e Indias, Islas Filipinas y demás adyacentes, a los Religiosos de la Compañía, así Sacerdotes, como Coadjutores o Legos que hayan hecho la primera profesión, y a los Novicios que quisieran seguirles (...)

El rey justificó su accionar expresando que lo hacía por causas urgentes, justas y necesarias que reservo en mi real ánimo.

El gobernador de Chile, brigadier Antonio Guill y Gonzaga, dio cumplimiento al decreto de expulsión entre la noche del 31 de marzo y hasta la mañana del 2 de abril de 1767. Los 380 jesuitas aprehendidos en Chile (235 eran sacerdotes) sin oponer resistencia fueron embarcados hacia España, arribando la mayoría a Cádiz en 1768. Desde allí fueron enviados a Imola en Italia, en la jurisdicción de los Estados Pontificios. Mediante la bula Dominus ac Redemptor el papa Clemente XIV dispuso la supresión de la orden en 1773. Las misiones que debieron abandonar los jesuitas fueron continuadas por otras órdenes religiosas.

view all

Hernando Aguilera Zurita, s.j.'s Timeline