Iñigo López de Mendoza, IV Señor de Llodio, Zaitegui y Mendoza (deceased)

public profile

1

Matches

0 0 1
Adds birth date, birth place, death date and death place.

View Iñigo López de Mendoza, IV Señor de Llodio, Zaitegui y Mendoza's complete profile:

  • See if you are related to Iñigo López de Mendoza, IV Señor de Llodio, Zaitegui y Mendoza
  • Request to view Iñigo López de Mendoza, IV Señor de Llodio, Zaitegui y Mendoza's family tree

Share

Birthdate:
Death: (Date and location unknown)
Occupation: Vencedor de la batalla de Navas de Tolosa, 1212
Managed by: Gustarredondo
Last Updated:

About Iñigo López de Mendoza, IV Señor de Llodio, Zaitegui y Mendoza

IV Señor de Llodio, Zaitegui y Mendoza, Vencedor de la batalla de Navas de Tolosa, 1212

El lugar de Mendoza en Alava ha sido cuna de uno de los linajes más ilustres y prolíficos de la historia española. Este linaje se extendió por toda España y América, dando lugar a más de veinte casas con títulos nobiliarios, integrantes de la aristocracia del siglo de oro español. El origen de esta linaje está en Íñigo López, señor de Vizcaya en la segunda mitad del siglo XI, cuyo nieto Lope Sánchez, fue el primer señor de Llodio y señor de Álava por la cofradía de Arriaga, casó con Sancha Díaz de Frías, que llevó en dote el solar de Mendoza y el de Frías. Su nieto Lope Íñiguez fue el primero en utilizar el apellido Mendoza. El hijo de este último, Íñigo López de Mendoza, fue quien construyó Torre de Mendoza a principios del siglo XIII. Asistió a la batalla de las Navas de Tolosa en el año 1212 y por haber contribuido a la rotura del cerco de las cadenas que custodiaban la tienda del almohade Muhammad An-Nasir el Miramamolin (1199-1213), añadió a su escudo de armas una orla con las cadenas. La rama principal de este linaje fue la de los duques del Infantado, en la que se mantuvo la posesión de la Torre de Mendoza hasta 1856 en que fue vendida al vitoriano Bruno Martínez de Aragón y Echánove. Esta rama abandonó muy pronto su solar de origen, pasando en el siglo XIV a la corte al servicio de los reyes castellanos, instalándose definitivamente en Guadalajara en el siglo XV. Fue el duque del Infantado uno de los personajes más poderosos de la corte, y de él se decía en 1625 que ejercía señorío sobre 800 villas y tenías más de 80.000 vasallos.