José Andrés de Santa Cruz y Calahumana, Pres. de Bolivia (1792 - 1865) MP

public profile

Is your surname de Santa Cruz y Calahumana?

Research the de Santa Cruz y Calahumana family

José Andrés de Santa Cruz y Calahumana, Pres. de Bolivia's Geni Profile

Share your family tree and photos with the people you know and love

  • Build your family tree online
  • Share photos and videos
  • Smart Matching™ technology
  • Free!

Share

Birthplace: La Paz, Bolivia
Death: Died in Versalles, France
Cause of death: Old age
Occupation: Presidente y Militar
Managed by: Ernesto Álvarez Uriondo
Last Updated:

About José Andrés de Santa Cruz y Calahumana, Pres. de Bolivia

Andrés de Santa Cruz y Calahumana (n. La Paz, Bolivia, 5 de diciembre de 1792 – f. Beauvoir, Francia, 25 de septiembre de 1865), fue un militar y político peruano-boliviano. Fue Presidente de la Junta de Gobierno del Perú (1827), Presidente de Bolivia (1829-1839) y Protector de la Confederación Perú-Boliviana (1836-1839). Fue nombrado por el gobierno peruano como Gran Mariscal de Zepita. Casó por poder otorgado a su amigo el Coronel peruano Martín Castro enviado al Cuzco, a fin de que contrajese matrimonio en su nombre, con doña Francisca de Cernadas y de la Cámara, su prima. Si bien la boda fue en el mes de julio, la pareja no pudo estar junta hasta fines de Noviembre por sus atareadísimas responsabilidades. Se dieron encuentro en el Santuario de la Vírgen de Copacabana donde los sacerdotes agustinos les brindaron la ceremonia del Velorio. (Roberto Querejazu) Físicamente era Santa Cruz fuerte y robusto. Sobre la recamada casaca, generalmente ornada de medallas y coronada por dos gruesas charreteras y por un cuello bordado, alto y duro, surgía con cierta arrogancia un rostro lampiño, poco marcial dentro de la moda de la barba que entonces se usaba. El color era cobrizo, de cholo, detalle que no dejaron de lado sus enemigos al combatirlo por escrito. Los ojos, negros y almendrados, tenían una viva mirada de ave que solía ocultarse y que nunca se entregaba al interlocutor. De las comisuras de los labios bajaban dos pequeños surcos, dando al rostro una expresión de astucia y experiencia. Aunque celoso para dar a su posición la respetabilidad y el decoro máximo, llegando al formulismo y a la suntuosidad, era personalmente sobrio y económico. Hosco y huraño, de su persona emanaba cierta frialdad. Guardaba sus afectuosidades para los suyos —su esposa y sus hijos— y, consciente, premeditadamente, escogía para sus enemigos el trato de la generosidad sorprendente o de la implacable crueldad. En suma, tal vez no inspiraba fascinación, pero merece respeto y admiración. Andrés de Santa Cruz nació el 5 de diciembre de 1792 en la ciudad de La Paz (Bolivia). Hijo de una familia de la nobleza colonial formada por el maestre de campo José de Santa Cruz y Villavicencio, noble criollo miembro de la Orden de Santiago y por Juana Basilia Calahumana heredera de una rica familia mestiza que decía descender de los incas y que ostentaba el cacicazgo del pueblo de Huarina, cerca del lago Titicaca Al momento de nacer Andrés de Santa Cruz fue clasificado en su partida de bautismo como español, denominación utilizada en las colonias para referirse a la raza blanca, aunque sus rasgos mestizos harían que a lo largo de su vida fuera llamado constantemente por sus enemigos políticos como el indio o el cholo Santa Cruz. Realizó sus primeros estudios en el colegio San Francisco de su ciudad natal y en el colegio San Buenaventura del Cuzco; en este último conoció a quien sería posteriormente su aliado y luego su encarnizado rival: Agustín Gamarra. De ese último colegio escapó en 1809 para no recibir un injusto castigo. A los 17 años y obedeciendo a su padre se incorporó al ejército realista como alférez del regimiento "Dragones de Apolobamba". Se inició así su carrera militar, en el contexto de la invasión de las tropas rioplatenses al Alto Perú, al iniciarse la guerra de la independencia hispanoamericana. En 1811 combatió en la batalla de Huaqui, a órdenes del brigadier José Manuel de Goyeneche y tras esta acción fue ascendido a teniente. Combatió luego a órdenes del general Joaquín de la Pezuela en las batallas de Vilcapugio y Ayohuma, en 1813. En 1815 participó en la debelación del levantamiento independentista del brigadier Mateo Pumacahua, y colaboró en el subsiguiente exterminio de las guerrillas dispersas. Luego participó en la ofensiva sobre Tucumán a órdenes del general José de la Serna. Era ya teniente coronel cuando cayó prisionero del general Gregorio Aráoz de Lamadrid el 15 de abril de 1817 en la batalla de la Tablada de Tolomosa. Estuvo prisionero en Tucumán y luego fue trasladado a Las Bruscas, cerca de Buenos Aires. Fugó en un barco inglés a Río de Janeiro y volvió a Perú tras largo viaje. Se reintegró al ejército realista, y se le confió la comandancia militar de Chorrillos, desde donde debía extender su vigilancia hasta Nasca, al sur. Luego se le confió el mando de las milicias de Carabayllo, las mismas que pasaron a reforzar la división destacada a la sierra central para enfrentar a las fuerzas patriotas del general Juan Antonio Álvarez de Arenales. Tras la batalla de Cerro de Pasco (6 de diciembre de 1820) fue apresado y conducido al cuartel general patriota que el general José de San Martín había establecido en Huaura. Allí decidió abrazar la causa independentista (8 de enero de 1821). El Mariscal Andrés de Santa Cruz - Con el rango de coronel pasó a ejercer la gobernación provincial de Piura donde organizó dos batallones para reforzar las posiciones patriotas en las proximidades de Cuenca (actual Ecuador). La corriente libertadora del Norte, encabezada por Bolívar y que ya había independizado Venezuela y Nueva Granada (Colombia), avanzada por entonces hacia la Presidencia de Quito; y, desde allí, Sucre, el lugarteniente de Bolívar, pidió el auxilio del Perú contra los españoles que le cerraban el paso en la sierra quiteña. San Martín convino en enviar una división bajo el mando de Santa Cruz. Confluían así las dos corrientes libertadoras, la del Norte (iniciada en Venezuela) y la del Sur (iniciada en Río de la Plata). Mientras Sucre, con su ejército representaba a la Gran Colombia, Santa Cruz, con sus 1.300 a 1500 soldados peruanos, encarnaba el aporte del Perú a la lucha por la emancipación de Quito y de América en general. Se libró la Batalla de Pichincha (24 de mayo de 1822) que fue un gran victoria para los patriotas, quienes tomaron enseguida Quito. A consecuencia de esta victoria, Santa Cruz fue ascendido a General de Brigada. El Congreso peruano le dio una medalla al mérito (22 de octubre de 1822). Luego de la campaña quiteña, Santa Cruz continuó participando en la guerra independentista en suelo peruano. Tras el fracaso de la Primera Campaña de Intermedios encabezó el 26 de febrero de 1823 un pronunciamiento que impuso al Congreso la destitución de la Suprema Junta Gubernativa del Perú y la designación del coronel José de la Riva Agüero como Presidente de la República. Fue el primer golpe de estado de la historia republicana peruana. Ya prestigiado como militar competente, se le encomendó el comando de la Segunda Campaña de Intermedios, destinada a enfrentar a los realistas que aun resistían en el sur peruano. Antes de partir prometió ante el Congreso vencer o morir, pero no haría ni lo uno ni lo otro. Trabó las batallas de Zepita, Sicasica y Ayo, con resultados dispares, y finalmente condujo la desastrosa retirada de su ejército desde el Desaguadero hasta la costa, en busca de puerto donde embarcarse (septiembre de 1823). Santa Cruz se retiró a Piura, y no obstante su anterior fracaso, Bolívar le convocó a integrar el Ejército Libertador, en miras a la campaña final de la independencia que se libraría en la sierra central y sur peruana. Fue nombrado Jefe del Estado Mayor de la División Peruana y como tal participó en la batalla de Junín (6 de agosto de 1824), cuyo parte redactó; luego fue nombrado prefecto de Huamanga, donde permaneció en lo que restaba de la campaña, tomando Gamarra la jefatura del Estado Mayor en su lugar. Su tarea consistió en mantener operativas las comunicaciones del ejército, vigilando su retaguardia, reclutando nuevas fuerzas y conteniendo alguna que otra partida dispersa de realistas. Por ese motivo no concurrió a la batalla de Ayacucho. Luego pasó a ser Jefe de Estado Mayor del Ejército Libertador durante la campaña del Alto Perú dirigida por Sucre. En abril de 1825 fue elevado al rango máximo de Gran Mariscal y nombrado Prefecto de Chuquisaca. En el Alto Perú fue creada la nueva República Bolívar (actual Bolivia), con auspicio de Bolívar y con Sucre como primer presidente. Presidente del Consejo de Gobierno del Perú (1826-1827) Durante la dictadura de Simón Bolívar en el Perú, Santa Cruz fue nombrado Presidente del Consejo de Gobierno, por lo que viajó a Lima y asumió el cargo el 29 de junio de 1826. En tal calidad ejerció interinamente el poder supremo cuando Bolívar abandonó el Perú, el día 3 de setiembre del mismo año. Le tocó presidir la juramentación de la Constitución Vitalicia el día 9 de diciembre, constitución redactada e impuesta por el Libertador, que también fue jurada en Bolivia.

Presidente de la Junta de Gobierno del Perú (1827) - Al ocurrir el motín de las tropas auxiliares de Colombia acantonadas en Lima, y la subsiguiente reacción antibolivariana del pueblo de Lima (27 de enero de 1827), Santa Cruz se hallaba retirado en el pueblo veraniego de Chorrillos. Una asamblea popular acordó llamarlo solicitándolo su permanencia en el gobierno, con el encargo de convocar a un Congreso Constituyente y reunirlo en un plazo de tres meses para que eligiera al Presidente Constitucional y diera una nueva Constitución. Santa Cruz aceptó y pasó a presidir una Junta de Gobierno, que estaba integrada por Manuel Lorenzo de Vidaurre, José Morales y Ugalde, José María Galdeano y el general Juan Salazar. En cumplimiento de la misión encomendada, Santa Cruz convocó el segundo Congreso Constituyente del Perú, que después de las elecciones, se instaló el 4 de junio del mismo año bajo la presidencia del sacerdote Francisco Javier de Luna Pizarro, de tendencia liberal. Ante dicha asamblea Santa Cruz presentó su renuncia, pero no fue aceptada, por lo que permaneció unos días más en el poder. La tarea siguiente del Congreso era elegir al Presidente de la República. Santa Cruz se presentó como candidato a Presidente de la República y fue apoyado por los conservadores, pero los diputados liberales del Congreso optaron por elegir al mariscal José de La Mar (9 de junio de 1827). Santa Cruz quedó muy descontento con esa elección, al igual que otros militares ambiciosos como Agustín Gamarra y Antonio Gutiérrez de la Fuente, por lo que todos ellos formaron un triunvirato que se puso a trabajar en pro de la caída de La Mar, lo que a la postre lo lograrían. Pero mientras tanto, el gobierno lo mantuvo alejado, destacándolo como ministro plenipotenciario del Perú en Santiago de Chile. Allí se hallaba cuando en mayo de 1828 se produjo la invasión peruana de Bolivia al mando del general Gamarra, cuyo objetivo era poner fin a la influencia bolivariana en dicho país. El 6 de julio de 1828 se firmó el Tratado de Piquiza, por el cual el presidente Antonio José de Sucre renunció al poder que ejercía en Bolivia y se acordó el retiro de las tropas colombianas. Al igual que Gamarra, Santa Cruz consideraba que había sido un error de Bolívar separar el Alto y el Bajo Perú, por lo que se propusieron reunirlos nuevamente, aunque cada quien tenía un plan distinto para llevarlo a cabo.

Presidente de Bolivia (1829-1839) Tras el fin de influencia colombiana en Bolivia, este país se vio amenazado en caer en la anarquía. Fue entonces cuando el Congreso boliviano tomó una decisión trascendental: el 31 de enero de 1829 eligió a Santa Cruz como Presidente de Bolivia. Santa Cruz, que se hallaba en Chile, pidió permiso al Congreso peruano para asumir dicha investidura, lo que le fue concedido. En camino hacia Bolivia pasó por Arequipa, donde contrajo matrimonio con la dama peruana Francisca Cernadas con quien tendría numerosa descendencia. Según una carta suya que data de ese año y que envió a sus amigos de Arequipa antes de partir a Bolivia, tenía ya claro el sueño que se proponía cristalizar: convertir a Bolivia en la Macedonia de América del Sur, es decir, en la unificadora del mundo andino, como Macedonia lo fue del mundo griego. Santa Cruz juró la Presidencia provisional de Bolivia el 24 de mayo de 1829; ese mismo día promulgó una ley de amnistía y derogó la Constitución Vitalicia de 1826. Liberal de talante organizador, impulsó una serie de medidas reformistas, pacificó el país, reorganizó el ejército, reestructuró las maltrechas finanzas e hizo mejoras en el campo económico y educativo. En 1831 renunció al mando provisorio ante la Asamblea boliviana (presidida por Casimiro Olañeta), pero se le volvió a otorgar el poder, con el grado de mariscal y capitán general del ejército boliviano (ya era Gran Mariscal del ejército peruano y General del ejército de Colombia). Se le concedió además el título de Gran Ciudadano Restaurador de la Patria. En la práctica, Santa Cruz gobernó como dictador. Bajo su influjo, la Asamblea boliviana dio la Constitución liberal de 1831, la cual, entre otras medidas, estableció que el Presidente sería elegido por cuatro años, con posibilidad a la reelección. Santa Cruz fue elegido Presidente Constitucional, pero pidió facultades extraordinarias, que le fueron concedidas tras agitados debates parlamentarios.

Obras administrativas - Estableció las escuelas lancasterianas. Creó la Universidad Mayor de San Andrés de La Paz y la Universidad Mayor de San Simón de Cochabamba. Creó el colegio de medicina de La Paz, el Colegio Nacional de Ciencias y el Colegio Militar de Bolivia. Hizo planes para que jóvenes instruidos fueran a Europa. Fijó las atribuciones de los prefectos, gobernadores, corregidores y alcaldes de campo. Ordenó la hacienda pública, lo que dio como resultado ahorros considerables. Adaptó el Código Civil de Napoleón y el proyecto del Código Penal del diputado español Calatrava, más la formación del Código de Enjuiciamientos y de los códigos Mercantil y Minero, por comisiones especiales a cuyas sesiones a veces concurrió. Confeccionó el primer censo de la república y la preparación del primer mapa general de ella. Firmó un tratado de comercio en Francia cuyo primer representante llegó entonces a Bolivia. Estableció un Banco de descuento y circulación. Impulso la publicidad en la inversión de los caudales públicos por medio de la Contaduría General. Construyó puentes y caminos. Para enterarse de las necesidades regionales y locales, Santa Cruz viajó por todo el país, llegando a Cobija en el océano Pacífico, puerto que declaró franco para estimular su comercio y llegando también a Tarija en la frontera argentina. Reorganizó y profesionalizó el ejército boliviano, como medio de defensa ante el peligro que representaba las pretensiones del presidente Gamarra del Perú, pero al mismo tiempo planificando una eventual invasión al Perú. En esta labor colaboraron varios militares extranjeros, entre ellos el alemán Braun y el irlandés O’Connor. También fue organizada la Guardia Nacional. Una medida suya muy censurable fue la emisión de moneda feble o de baja ley (1830). Coronó su acertada obra administrativa con el establecimiento de la Confederación Perú-boliviana, por decreto dado en 1836, luego de una victoriosa guerra en suelo peruano.

Confederación Perú-Boliviana (1836-1839) - Por entonces, el Perú vivía un estado de anarquía. El presidente provisorio del Perú, general Luis José de Orbegoso, se hallaba abrumado por las revueltas internas, la última de las cuales la encabezó el general Felipe Santiago Salaverry, quien se autoproclamó Jefe Supremo del Perú en febrero de 1835, y fue paulatinamente extendiendo su autoridad en el resto del país. Orbegoso se replegó hacia el sur e instaló su precario gobierno en Arequipa. Por entonces, el mariscal Agustín Gamarra, que era el mayor opositor del régimen de Orbegoso, se hallaba desterrado en Bolivia. Vista la crítica situación del Perú, Santa Cruz y Gamarra se entrevistaron en Chuquisaca, donde planearon llevar a cabo el proyecto de la Confederación peruano- boliviana. Esta estaría formada por tres estados: Norte (norte peruano), Centro (sur peruano) y Sur (Bolivia) y llevaría el nombre de República Peruana, con el pabellón bicolor peruano. Gamarra se comprometió a ingresar al Perú por Puno y ocupar el Cuzco, donde autorizaría la declaración de la independencia del Estado del Centro; por su parte Santa Cruz se comprometió a obtener el apoyo de Arequipa y la eliminación de Orbegoso. Sin esperar la ratificación de su pacto con Santa Cruz, Gamarra cruzó la frontera peruano-boliviana (mayo de 1835) y ocupó Puno y el Cuzco, donde logró la adhesión de importantes guarniciones. Alarmado por la presencia de Gamarra en suelo peruano, Orbegoso solicitó el auxilio de Bolivia, haciendo uso de una autorización del Congreso dada durante la guerra civil de 1834, que le permitía solicitar ayuda extranjera en caso de que la República atravesara serio peligro. Santa Cruz se mostró interesado en esta propuesta, que le pareció muy ventajosa, y decidió entonces dejar de lado sus tratativas con Gamarra. Hay que destacar que Orbegoso desconocía los acuerdos entre Santa Cruz y Gamarra. El pacto entre Santa Cruz y Orbegoso se firmó el 15 de junio de 1835 y por el mismo Santa Cruz se comprometió enviar a su ejército al Perú para restablecer el orden, luego de lo cual garantizaría la formación de una Asamblea representativa del norte peruano y otra del sur, que debían decidir la nueva forma de gobierno del Perú. Acto seguido y en cumplimiento del pacto, Santa Cruz invadió el Perú con un ejército de 5.000 bolivianos, que se habían preparado durante años para tal fin. Gamarra, enfurecido con Santa Cruz por haber roto el pacto que habían hecho en Chuquisaca, decidió aliarse con Salaverry para enfrentar a los bolivianos. Esta alianza se formalizó el 27 de julio de 1835, en el Cuzco. Guerra por el establecimiento de la Confederación. (Bajado en forma parcial de Wikipedia, donde recomendamos ingresar para conocer el artículo en su plena extensión. (R. Rivero L. - Año 2012)

view all 15

José Andrés de Santa Cruz y Calahumana, Pres. de Bolivia's Timeline

1792
December 5, 1792
La Paz, Bolivia
1831
October 28, 1831
Age 38
La Paz, La Paz Dept, Bolivia
1833
July 30, 1833
Age 40
La Paz, La Paz Dept, Bolivia
1834
May 25, 1834
Age 41
La Paz, La Paz Dept, Bolivia
1837
January 9, 1837
Age 44
La Paz, La Paz Dept, Bolivia
1841
1841
Age 48
Quito, Pichincha, Ecuador
1842
November 17, 1842
Age 49
Francia
1845
1845
Age 52
Francia
1849
September 24, 1849
Age 56
Paris, Paris, Île-de-France, France
1854
1854
Age 61
Paris, Paris, Île-de-France, France