Juan Albano Pereira Márquez

public profile

Is your surname Albano Pereira Márquez?

Research the Albano Pereira Márquez family

Juan Albano Pereira Márquez's Geni Profile

Share your family tree and photos with the people you know and love

  • Build your family tree online
  • Share photos and videos
  • Smart Matching™ technology
  • Free!

Share

Juan Albano Pereira Márquez

Birthdate:
Birthplace: Colonia del Sacramento, Río de la Plata, Dominios de la Corona de Portugal
Death: Died in Chile
Immediate Family:

Son of Luis Pereira Vásquez and Josefa Márquez
Husband of María Mercedes de la Cruz Alvarez Bahamonde and Bartolina de la Cruz Alvarez de Bahamonde
Father of Juan Diego de Dios Albano Pereira de la Cruz; María del Rosario Albano de la Cruz; Casimiro Albano Pereira Cruz, Sacerdote; Maria Antonia Albano de la Cruz; Francisca de Borja Albano de la Cruz and 2 others

Managed by: Private User
Last Updated:

About Juan Albano Pereira Márquez

Juan Albano Pereira y Márquez, + Talca 15 febrero 1790; oriundo de la Colonia del Sacramento, dominios de Portugal; obtuvo licencia del Virrey del Perú, Conde de Superunda, para establecer factorías en Indias 1753, realizando numerosas operaciones comerciales en Chile, pero disposiciones posteriores que prohibieron la permanencia de extranjeros en Indias y debió abandonar el país 1765; la ayuda del poderoso Secretario Universal por el Despacho de Indias, Marqués de Sonora, le permitió regresar a Chile; amigo de Gobernador Ambrosio O'Higgins; padrino de bautizo y tutor de Bernardo O'Higgins Riquelme; c. I° c. Margarita Angela de Souza; viuda, c. II° Talca 21 agosto 1768 c. María Mercedes de la Cruz y Alvarez de Bahamonde [+ 06 febrero 1773; h. Juan de la Cruz Bernardotte (var. de la Cruz Bernardoti) y María Silveria Alvarez de Bahamonde y Herrera], sin sucesión; c. III° Parroquia San Agustín de Talca 05 abril 1776 c. Bartolina de la Cruz y Alvarez de Bahamonde [h. Juan de la Cruz Bernardotte (var. de la Cruz Bernardoti) y María Silveria Alvarez de Bahamonde y Herrera],

"Una de sus hijas, doña María Mercedes, casó con un extranjero como él (Juan de la Cruz), el comerciante don Juan Albano Pereira, natural de la Colonia de Sacramento (Uruguay), hijo de Luis Pereira Vásquez, natural de las Canarias, y de doña Josefa Márquez, natural de Oporto, Portugal. En su tierra había casado con doña María Ángela de Soza. Pasado a las Indias con factorías comerciales, obtuvo del Virrey del Perú, el 11 de octubre de 1753, licencia para traficar por América con su comercio «por ser hombre de buen trato, honrado y de crédito». En 1756, se encontraba ya radicado en Santiago y dedicado al comercio. Pidió carta de naturaleza en 1759, que sólo quedó en los trámites, pues aunque le faltaban años para terminar su residencia y no estar casado en el país, el Capitán General proveyó que eran impedimentos redimibles. Siguió Albano, que así se llamaba, viviendo en Chile, dedicado al comercio. En uno de estos viajes se radicó en Talca, estableciendo vinculaciones comerciales con su futuro suegro don Juan de la Cruz. Esto ocurría allá por los años de 1765.

Radicado en Talca definitivamente, tuvo que cerrar su tienda en Santiago, situada junto a la de un comerciante irlandés, llamado Ambrosio Egis (O'Higgins), a quien le unió en todo el resto de su vida una larga y estrecha amistad.

El portugués tenía entrada franca en casa del genovés Cruz. El idilio con una de sus hijas nació de estas estrechas vinculaciones comerciales; pero todo vino a ser interrumpido por la orden del Gobernador, Gil y Gonzaga de que salieran del Reino los extranjeros. El día 8 de noviembre de 1765, a las ocho de la noche, fue arrestado sorpresivamente por el corregidor Polloni, quien sólo cumplía órdenes superiores, y fue remitido a Santiago, de donde pasó a Buenos Aires «bajo pliego cerrado de instrucciones».

Remitido a Buenos Aires, permanecía aún en ese puerto por razones ignoradas, tres años después de salir del país. En 1768 solicitaba pasar a Chile. Parece que obtuvo carta de naturaleza o permiso para radicarse en este país, bajo la condición de casarse, condición que cumplió ese mismo año al solicitar a su amigo, don Dionisio de Opazo y Castro, se casara a su nombre con doña María Mercedes Cruz, en Talca, enlace que se celebró el día 21 de agosto de 1768.

Así pudo volver a Chile el portugués Pereirao Albano, como lo llamaba el vulgo, y principió a rehacer su fortuna. En 1780, compró a los herederos de don Juan de Candia, la gran estancia de Lircay, situada entre el río Lircay y el estero de Pangue.

Pereira Albano había enviudado de doña María Mercedes, y casado el 5 de abril de 1776 con su cuñada doña Bartolina de la Cruz y Bahamonde. De este matrimonio nacieron los siguientes hijos: Juan, Casimiro, María del Rosario, María Antonia, Francisca de Borja y María del Tránsito.

En noviembre de 1782 vino a agregarse al seno de esta noble familia, un niño que contaba cuatro años, inocente de su origen y de su destino.

Había nacido en Chillán. Para salvar el honor de una madre soltera y de un funcionario que sentía el peso de su falta, fue sacado del seno del hogar de sus abuelos maternos, quienes lo criaban como a un hijo, y remitido a Talca. Su padre, don Ambrosio O'Higgins, antiguo amigo de Albano, dispuso con gran sigilo el traslado de su hijo a la casa del portugués. Fue confiada esta misión a don Domingo Tirarpegui, quien una mañana muy temprano, sin que nadie se diera cuenta, salió de Chillán con el niño «por delante de su caballo».

Llegado a Talca, se lo entregó a Albano con una carta de don Ambrosio O'Higgins, en la cual le pedía le tuviera a ese hijo suyo, le cuidara y le diera una educación cristiana.

El portugués recibió el grato envío de su amigo el irlandés. Ambos habían conocido años de miseria y de zozobras, extranjeros en tierras extrañas y hostiles, les unía desde aquellos tiempos una gran amistad y afecto. Tanto él como su mujer y sus hijos le tomaron gran cariño. Ella le cuidó como una madre y ellos le trataban como a un hermano, llegando a llamarle así.

Consultó don Juan Albano Pereira al anciano cura don Pedro Pablo de la Carrera y Dávila, sobre las dudas que le merecía sobre si estaría o no bautizado un niño que se criaba en su casa. Para salvarlas y dejar en claro la situación legal de él y cumplir el encargo de don Ambrosio, que en la carta le recomendaba, «de modo que en cualquier tiempo pueda constar que es mi hijo», fue bautizado en la iglesia parroquial el día 20 de enero de 1783 e inscrito en el libro parroquial como hijo de don Ambrosio O'Higgins. Fueron sus padrinos el propio don Juan y su mujer.

Sobre todo esto se guardó el más profundo secreto.”

Historia de Talca

Gustavo Opazo Maturana