Leopoldo "Polo" Lugones (1897 - 1971)

‹ Back to Lugones surname

View Leopoldo "Polo" Lugones's complete profile:

  • See if you are related to Leopoldo "Polo" Lugones
  • Request to view Leopoldo "Polo" Lugones' family tree

Share

Birthplace: Buenos Aires, Argentina
Death: Died in Buenos Aires, Capital Federal, Argentina
Managed by: Carlos Bunge Molina y Vedia
Last Updated:

About Leopoldo "Polo" Lugones

Policía que se hizo famoso por introducir varios instrumentos de tortura por primera vez en el mundo, tales como la picana eléctrica. Una de sus hijas tuvo in final trágico.

  1. ####################################################

La historia de Leopoldo Lugones hijo (1897-1971), Polo, en cambio es más sombría y menos pública. Poco se ha escrito de él aún en los libros que hablan de su padre o en los tratados sobre la tortura en la Argentina. Y poco ha quedado por él escrito, más allá de los prólogos con que, como albacea literario de su padre, exigió acompañar cada una de las reediciones de sus obras mientras estuvo vivo.

Se sabe, en concreto, que durante la presidencia de Alvear fue director del Reformatorio de Menores de Olivera. Que entonces fue procesado por el delito de corrupción y violación de menores y que cuando iba a ser condenado a diez años de reclusión, el presidente Yrigoyen lo salvó cediendo ante un pedido de Lugones padre. De rodillas, éste le habría implorado que consiguiera su absolución por "el honor de la familia".

Su suerte mejoraría aún más tras el golpe de Uriburu, que a modo de reparación le hizo pagar los sueldos que dejó de percibir cuando, antes de comenzar el proceso, se lo exoneró del cargo público que detentaba. Uriburu lo nombra además comisario inspector de la Policía, en la misma repartición en la que figuraba su prontuario, que lo calificaba de "pederasta" y "sádico conocido".

Ya instalado en su nuevo cargo, Polo Lugones implementa, en el sótano de la vieja penitenciaría de la calle Las Heras, una sala de interrogatorios y torturas. Hecho, que ha sido documentado en distintas investigaciones sobre la tortura, entre ellos en Breve Historia de la tortura en la Argentina, escrita por Marcelo M. Benítez. Para ello, Lugones hace restaurar los elementos de torturas quemados públicamente en 1913, "con el refinamiento que le dan la aplicación de la electricidad, la mecánica y los modernos inventos", según relató Carlos Gimenez, un radical allí torturado en el libro El martirologio argentino, publicado en 1932.

En ese libro, Gimenez también se ocupó de describirlo con saña: "Se trata de un antropoide de mediana estatura, más bien grueso, de tez blanca, de voz un tanto atiplada, de cara redonda, mirada oblicua y turbia; sus ojos verdosos e informes son el espejo más claro de su alma tenebrosa; poco cabello de color negro y peinado a la gomina, su aspecto general es el de un feto grande que al nacer, ve, camina y habla", sostuvo Gimenez, desde el exilio en Montevideo.

A partir de ese relato y el de otras de sus víctimas se supo que su participación en la mazmorra era activa, a pesar de que su misión era más la de sabueso persecutorio que la de ejecutor de tales interrogatorios. Esta fama de torturador le valió una caricatura que lo mostraba como un monstruo y que el diario Crítica publicó en primera plana bajo el título "El torturador Lugones", cuando su hija Pirí tenía diez años.

El libro de Gimenez también incluye una anécdota de la infancia de Polo —que no aparece en otros documentos bibliográficos— que por su enorme valor ilustrativo Marta Merkin incorporó a su novelización. En ella se sostiene que durante una temporada que pasó en el campo siendo adolescente, Polo Lugones acostumbraba "violar a las gallinas" y torcerles el pescuezo "cuando ya iba a satisfacer sus salvajes sensualismos" para "aumentar sus espasmos infernales con las convulsiones de muerte del ave".

Polo tuvo dos hijas. Susana, a la que todos llamaban Pirí, y Babú. Como su padre, Polo también se suicidió.

  1. #########################################################

Polo Lugones "Sádico y cruel" (Clarín, Revista Ñ, 30.10.2004)

--------------------------------------------------------------------------------

CARLOS GIMENEZ

En uno de los interrogatorios, fantásticos de toda fantasía, que me hizo a mí el nene del poeta, observé que al referirse a la comparsa de carnaval del infierno que asoló el país, y que se llamó a sí misma "gobierno de facto", decía siempre: "nosotros". Fue entonces que le dije:

—"Polo: no haga el ridículo conmigo y no diga 'nosotros' cuando hable de sus amos."

El repitió con ésa su sonrisa:

—"Nosotros."

—"No sea estúpida, pobre criatura. A usted le pagan ellos sus malos instintos y su degeneración como se le pagan los gorgoritos a los grandes tenores. Usted 'el hombre para el puesto'. ¿Dónde encontrarían un hombre para esto?". Contesté.

Y él, con esa sonrisa, mitad imbécil mitad inteligente, y con su voz... con esa su voz, y cruzando esas manos chiquitas y resbalosas que en vez de huesos tienen cartílagos, repitió insistentemente:

—"Nosotros."

Y yo también insistente:

—"Bueno. Nosotros. Pero pruebe a hacer algo que no sea digno de un monstruo. vaya y dígales, por ejemplo, que tiene vergüenza de estar ahí frente a mí... vaya y dígales que yo le conocí muchacho chico... vaya y dígales eso y verá cómo lo mandan en seguida a la celda de la que no debió haber salido nunca, a la que seguramente volverá algún día."

(...) Leopoldo Lugones (hijo) fue enjuiciado criminalmente porque siendo Director del Reformatorio de menores de Olivera, —¡qué ironía!—, cometía con las criaturas allí recluidas, el abuso más repugnante y execrable para satisfacer sus aberraciones de pederasta activo, pasivo y sádico consumado. ¡Qué monstruosidad! Proceso que culminó con la exoneración del ruinoso personaje que nos ocupa, a quien el fiscal que intervino en la causa pidió 10 años de prisión.

(...) Al proceso con requisitoria fiscal antes referido, intervienen influencias que paralizan la causa para evitar "que se enlodazara más el nombre de su familia". Exonerado de su cargo, la Dictadura, en uno de sus primeros úkases, lo rehabilitó para ejercer puestos públicos.

Testimonio extraído del libro "El martirologio argentino" (1932), prologado por Salvadora Medina Onrubia.

view all

Leopoldo "Polo" Lugones's Timeline

1897
May 12, 1897
Buenos Aires, Argentina
1922
1922
Age 24
1925
April 30, 1925
Age 27
Buenos Aires, Argentina
1971
November 18, 1971
Age 74
Buenos Aires, Capital Federal, Argentina
????