Miho / Miguel Mihanović / Mihanovich Sangaletti

Is your surname Mihanović / Mihanovich Sangaletti?

Research the Mihanović / Mihanovich Sangaletti family

Miho / Miguel Mihanović / Mihanovich Sangaletti's Geni Profile

Records for Miho / Miguel Mihanović / Mihanovich Sangaletti

767 Records

Share your family tree and photos with the people you know and love

  • Build your family tree online
  • Share photos and videos
  • Smart Matching™ technology
  • Free!

Share

Miho / Miguel Mihanović / Mihanovich Sangaletti

Birthdate:
Birthplace: Dubrovačko Primorje, Dubrovnik-Neretva, Croatia
Death: Died in Buenos Aires, Capital Federal, Argentina
Place of Burial: Buenos Aires, Capital Federal, Argentina
Immediate Family:

Son of Petar 'Pujo' Mihanović and Antonia Mihanović
Husband of Gina Vukasović Danilović
Father of Raul Alejandro Mihanovich Vucasovich and <private> Mihanovich Vucasovich
Brother of Petar Mihanović Sangaletti; Nicolás / Nikola Mihanović / Mihanovich Sangaletti; Ivan Mihanović Sangaletti; Miho Mihanović Sangaletti; Jelena Mihanović / Mihanovich Sangaletti and 4 others

Managed by: Private User
Last Updated:

About Miho / Miguel Mihanović / Mihanovich Sangaletti

	 

1. La actividad de Miguel Mihanovich y el recuerdo emocionado de su hija María Nelly.

Estamos ya en el año 1916, el año en que asume la Presidencia de la República aquel enigmático Hipólito Yrigoyen. En su momento, anticipamos que habríamos de retomar la saga de Miguel Mihanovich a partir del momento en que se separa de su hermano Nicolás y se establece por su cuenta como armador. Por lo demás, ya sabemos que tanto a titulo personal como a través de la empresa que presidia ,Nicolás tenia participación en el capital de la empresa de Miguel (la Sud Atlántica). La relación entre ambos hermanos fue sumamente cordial. Quizás Nicolás veía en su hermano la materialización de sus aspiraciones extra-empresarias.

Carlos Mihanovich, hijo de "Nicolasito" y nieto de don Nicolás, fue quien generosamente nos condujo a interesarnos en la historia de su tío abuelo Miguel, y para profundizar en el tema, ¿qué mejor que ponernos en contacto con doña María Nelly Mihanovich de 0'Farrell, hija de Miguel Mihanovich?.

Dicho y hecho. Gracias a la intervención de Carlos Mihanovich, doña Nelly (asi la llaman todos), nos recibió en su departamento una tarde de Agosto de 1987 en la esplendorosa plenitud de sus 82 años, moviéndose con una soltura y agilidad admirable, y con su mente diáfana y despejada. De reojo, observamos en el "living" de su casa un cuadro de ella hecho en su juventud, que evidenciaba, sin lugar a dudas, la belleza llamativa de su plenitud vital.

Doña Nelly, como dijimos, ya había sido anoticiada por Carlos Mihanovich sobre los motivos que nos llevaban a visitarla, con vistas a lo cual ya tenia preparada sobre una mesa una caja de gran tamaño, de la que en su momento comenzarían a salir fotografías, folletos, revistas, recortes periodísticos y otros recuerdos sobre su padre, que fue desplegando ante nosotros a medida que nos iba trasmitiendo hechos y datos sobre Miguel Mihanovich. Y lo hacia con un amor filial admirable, conmovedor, a casi medio siglo de distancia de la muerte de don. Miguel.

Trataremos de sintetizar todo lo que doña Nelly nos dijo en esa ocasión.

" Mi padre fue un gran hombre en todo sentido, corno empresario, como intelectual, como filántropo, como patriota. Lo que pasa es que su figura quedó un poco en la sombra por la estatura que tío Nicola llegó a tener en la vida económica y social del país.

" Fue un auténtico precursor de muchas medidas de carácter social a favor de quienes trabajaban con él. Fíjese que a principios de este siglo implantó en las oficinas de la Sud Atlántica la jornada de 8 horas de trabajo. Lo que excediera sobre aquel horario, lo hacia pagar extra. Además, no había que estar pidiéndole aumentos de sueldos, porque espontáneamente él los otorgaba de acuerdo con los méritos de cada cual.

" Tenía una gran cultura, que se la forjó como autodidacta. Dominaba no menos de media docena de idiomas, incluso el dialecto véneto. Mi padre se casó en Buenos Aires con Gina Vucassovich, cuyo padre, el capitán Juan Vucassovich (también dálmata), llegó a ser Gerente de la Sud Atlántica. Fuimos cuatro hermanos, de la cual yo soy la única sobreviviente. A mis años, sigo yendo todos los días a la oficina, total me queda cerca dé casa.

" De mi tío Nicola recuerdo que era una cabeza privilegiada. Vd. ya sabe que él lo hizo venir a mi padre desde Doli junto con tío Bartolo, y que tuvo la obsesión de que su hermano menor -mi padre- fuera la lumbrera intelectual de la familia. Tío Nicola tenia todo registrado en su cabeza. Me acuerdo de un par de casos, en que discutía con sus contadores acerca del origen y monto de tal o cual gasto, y al final se comprobaba que tenía razón, que era como él decía.

" Los tres hermanos mantuvieron su nacionalidad de origen, a pesar de que tío Nicola y mi padre -tío Bartolo no tanto- se consubstanciaron plenamente con la Argentina. " Los problemas en Sud Atlántica comenzaron -creo que a tío Nicola le pasó lo mismo- a partir de la primera presidencia de Hipólito Yrigoyen. Le voy a contar una anécdota relacionada con un barco de la Sud Atlántica, que se llamaba Moinho Fluminense. Un día, mi padre fue llamado a la Casa Rosada por Yrigoyen, que le dijo que el país necesitaba contar con aquel barco para atender necesidades urgentes, dado los problemas que la guerra europea estaba provocando. Mi padre le contestó rápidamente que el barco estaba a disposición de la Argentina. Total que el Gobierno le compró a mi padre aquel barco, pero al poco tiempo lo vendió en el exterior, haciendo una substanciosa diferencia. Desde entonces, francamente no los trago a los radicales, que quiere que le diga".

Conviene aclarar que en el historial de este barco, que aparece en este mismo sitio web, se consigna cómo fue que realmente se sucedieron los hechos.

Nuestra gentil entrevistada nos proporcionó un valioso material que ahora nos sirve para trazar la semblanza de aquel otro gran naviero que fue don Miguel Mihanovich. Asi, el texto de una conferencia del yugoslavo Branko Kadic, pronunciada por radio en 1961 (1), con interesantes detalles de la vida de don Miguel. En lo estrictamente naviero, sé decía alli que fue en I889 cuando creó la empresa Sud Atlántica, que estableció un tráfico regular entre Buenos Aires, Bahía Blanca y Patagones. En 1907, la Sud Atlántica construyó a su exclusivo costo un muelle en el puerto de Patagones. Hacia 1910 la empresa contaba con 9 vapores, 18 lanchas y dos remolcadores. El año anterior (1909) se había transformado en sociedad anónima y extendió sus servicios a puertos del sur de Brasil. En 1920, don Miguel vendió todas sus acciones de la Sud Atlántica a la empresa que su hermano Nicolás había fundado y desarrollado, pero de la cual ya se había retirado tres años antes. Indirectamente, pues, la Sud Atlántica -a través de la The Argentine Navigation Company (Nicolás Mihanovich) Limited- pero sin Nicolás Mihanovich a su frente- pasó bajo el poder de aquel formidable engullidor de compañías de navegación que se llamó Sir Owen Phillips (más tarde Lord Kylsant).

2. Más precisiones sobre el legado, objeto de las primeras páginas de esta obra.

Ya sabemos que Miguel logró convencerlo a su hermano Nicolás acerca de aquello del legado a favor de la aldea de Doli. Doña Nelly nos entregó precisamente el documento en que ambos legados se juntaron, y en cuyo encabezamiento se lee: "Legado de los hermanos Nicolás y Miguel Mihanovich, "hijos de Pedro" (¡al más puro estilo evangélico!) para el fomento de la parroquia de Doli y aldea Smokvina, y mejoramiento de la higiene en la comuna de Ston". El mérito fundacional de este legado, establecido por Miguel Mihanovich el 27 de Febrero de 1927, le corresponde a él. Nicolás se "enganchó", lo cual también, según todas las evidencias, fue mérito de Miguel. En este documento se hacia también referencia a la ayuda especial a favor de "los alumnos de las escuelas primarias". En total, el legado era por un millón de dinares en obligaciones del Estado yugoslavo del 7% de interés anual.;

El legado instituido por los herederos de don Nicolás el 1 de Mayo de 1931, en cumplimiento de su voluntad postuma, también era para "el fomento de Doli". Aquí no se habló de dinares, sino nada menos que de 70.000 dólares (¡ de aquel tiempo!) en valores del Estado yugoslavo del 7 y el 8% de interés anual, y adicionalmente, 50.000 dinares en efectivo.

Posteriormente, el 13 de Setiembre de 1932, por iniciativa de don Miguel, ambos legados fueron unificados (2),según se adelantó.

Otra faceta de don Miguel Mihanovich: su asendrado "yugoslavismo". Su hermano Nicolás fue y se sintió austro-húngaro hasta el final del Imperio, al terminar la guerra europea, y luego se convirtió en un leal subdito del reino de Yugoslavia, al que le donó asimismo la sede de su embajada en Buenos Aires. En cambio, Miguel era croata hasta la médula.

Le preguntamos sobre este aspecto a doña Nelly, y nos contestó:"El Imperio tenia sojuzgados a los croatas y a otros pueblos de aquella zona. Ya sé que tio Nicola recibió un titulo nobiliario del emperador Francisco José, a quien siempre le guardó lealtad. Mi padre, en cambio, era croata de alma. Cuando la guerra europea terminó, Austria le devolvió a tío Nicola el local de la embajada que él le habla hecho construir* para el Imperio, por serle muy costoso el mantenimiento. Posteriormente, le compró y le donó el edificio de su embajada en Buenos Aires a su nueva patria: el reino de Yugoslavia. Yo jamás le oí decir a mi padre que él fuera austro-húngaro, y estoy seguro que las distinciones que el Imperio le otorgaba a tío Nicola no le hacían nada feliz. Pero, claro está, era tío Nicola y no habla nada más que decir" (3).

Tan pronto estalló la guerra europea, Miguel Mihanovich se puso al frente del Centro de Defensa Nacional Yugoslava JADRAN, al que aportó cuantiosas donaciones y su trabajo personal, lo mismo que hacía su paisano Pascual Baburizza en Chile, de quien volveremos a hablar más adelante en relación a don Nicolás. Hubo quien escribió que Miguel Mihanovich "contribuyó con su inteligencia y sus recursos a la liberación de nuestro pueblo de la esclavitud austro-magiar". Siempre apoyó de múltiple manera a los emigrados yugoslavos en la Argentina y a sus asociaciones. Y culminó tan noble trayectoria cuando en uno de sus viajes a Europa, fue condecorado por el rey Alejandro de Yugoslavia.

3. La carrera de Miguel Mihanovich como naviero.

Bocetada de esta forma la faz humana de Miguel Mihanovich, volvamos ahora a su carrera como empresario naviero. Ya sabemos que trabajó como comisario a bordo del vapor Toro, de su hermano Nicolás hasta 1884;que luego se asoció en Bahía Blanca con Felipe Caronti, creando la firma Caronti y Mihanovich, que le compró a Nicolás justamente el Toro; que en 1886 Miguel le adquirió a Caronti su parte en la firma, la cual pasó a llamarse simplemente Miguel Mihanovich; que en 1888 compró la mitad de la firma Derval Morena y se vino a Buenos Aires para organizar su oficina central, que hasta ese momento estaba en Bahía Blanca (continuamente viajaba en tres entre Buenos Aires y Bahía Blanca, lo que aprovechaba para leer sus clásicos durante todo el viaje); que en I889 fundó la Sud Atlántica con un capital de £100.O00 (aumentado al poco tiempo a £150.000) (4). Las oficinas estaban en la calle Victoria 366/68. Con la posterior incorporación de otras unidades, como los vapores Vaca, Sud y Juanita, extendió sus servicios hacia el sud más allá de Bahía Blanca, llegando en 1897 a Carmen de Patagones, donde, como ya ha quedado dicho, hará construir un muelle propio para sus actividades. En 1899 extiende sus servicios al Brasil, hasta Río de Janeiro, para el transporte de ganado en pie y cereales, y retorno con madera.

Vapor SUD

Desde el primer momento, contó con la valiosísima colaboración de su suegro, Juan Vucassovich, que asumió el cargo de Gerente de la Sud Atlántica, y que anteriormente había estado trabajando en la recordada La Platense Flotilla Co. cuando William Denny la presidía (5).

En Setiembre de l895 el Ferrocarril Sud, que sentía los efectos de la competencia de la Sud Atlántica, uso en vigor tarifas diferenciales ilegales a Bahía Blanca. Don Miguel suspendió por un tiempo la escala en este puerto, pero en lugar de tener como terminal a Carmen de Patagones, prolongó la línea hasta Viedma, oportunidad en la cual el Sud fue el primer vapor de ultramar que navegó el río Negro. Mientras tanto, Miguel venía cuestionando ante las autoridades la medida implantada por el Ferrocarril Sud, y logra que en 1899 el Ministro de Obras Públicas, Emilio Civit, haga suspender las arbitrarias tarifas implantadas por el mencionado ferrocarril.

El vapor Ternero, incorporado en 1902, permitió dar definitivamente de baja al Toro y al Vaca, que fueron vendidos para desguace. Al año siguiente, compra el vapor Pomona, con el que consolida su presencia en la línea al Brasil, y además hace construir aquí tres lanchas para los servicios del puerto de Buenos Aires, orden de construcción que será repetida en 1907.

Vapor Pomona, abajo en segundo plano, en Carmen de Patagones.

Luego de transformar a la Sud Atlántica en sociedad anónima, con la participación por partida doble, ya comentada, de su hermano Nicolás, le compra a la empresa de éste un nuevo, vapor Toro, más el Austria, el Sparta y el Guanaco. Adquiere asimismo el Vaquillona y algunas chatas y remolcadores de segunda mano. En 1910, don Miguel viaja a Europa para contratar con un astillero británico la construcción de un vapor especialmente concebido para el transporte de ganado en pie, lo que hoy llamaríamos un "cattle carrier". Era el Dálmata. Delega en su suegro Vucassovich la vigilancia de la marcha de las obras. Con este barco afianzará definitivamente su presencia en el tráfico con el Brasil.

A todo esto, se había fundado en 1907, con capitales sureños, la empresa Lloyd Bahía Blanca, para atender el tráfico en la línea Buenos Aires-Bahía Blanca-Carmen de Patagones, con los vapores Unión, Mascota, Libertad, Independencia y Porvenir. Esta empresa luego cambiará su nombre por el de "Marina Mercante Argentina", perteneciente a nuestro viejo conocido Domingo Barthe. Esta empresa le entabló a la Sud Atlántica una fortísima competencia. Don Miguel consideró que lo mejor era entenderse con su rival, y se llegó entonces a la siguiente "entente cordiale": Sud Atlántica abandonaría a Bahía Blanca como puerto de escala y se concentraría en el tráfico directo con Carmen de Patagones y Viedma, y a su vez, "Marina Mercante" se quedaría con Bahía Blanca, pero abandonaría la prolongación de su itinerario más al sud (6).

Vapor PORVENIR

A comienzos de la primera guerra mundial, la Sud Atlántica contaba en su flota con los vapores Novillo, Dálmata, Ternero, Toro, Vaquillona, Pomona, Juanita, Sud , Guanaco y Sparta, además de 18 chatas y dos remolcadores (7).

A poco de estallada la guerra europea, don Miguel compra en el puerto de Buenos Aires el carguero austro-húngaro Frígida, al que rebautiza Moinho Fluminense, en homenaje al nombre del avión con el que el brasileño Santos Dumont cumplía sus hazañas de entonces. Este barco, con sus 5.150 TPB, fue el mayor de su flota, pero jamás pudo llegar a operarlo normalmente, por los motivos que se explican en el historial de esta unidad.

Moinho Fluminense

4- La Sud Atlántica también pasa al consorcio liderado por Sir Owen Phillips.

La Sud Atlántica siguió trabajando y prosperando en sus tráficos hacia el sud y hacia el Brasil, pero en 1920, siguiendo los pasos de su hermano Nicolás de pocos años atrás, Miguel decidió vender la empresa al consorcio naviero europeo encabezado por la Royal Mail (8),del todopoderoso Sir Owen Phillips. Para ello, se utilizó como comodín a la empresa que hasta poco antes fuera de don Nicolás, pero ahora con su administración de Buenos Aires a cargo de Alberto Dodero y sus hermanos. La Sud Atlántica, con todo, no perdió su individualidad jurídica, cosa que recién acontecerá cuando los Dodero compren en 1931 el control .de la empresa que habla pertenecido a don Nicolás, y consecuentemente, de la Sud Atlántica a poco de derrumbarse el imperio de Lord Kylsant. A partir de ese momento, las flotas que fueron de Nicolas y Miguel se juntaron definitivamente bajó la conducción de don Alberto Dodero y sus hermanos.

Cuando la Sud América es vendida en 1920, su flota consistía en 9 vapores, que iban de las 400 a las 6.000 TPB, y 20 embarcaciones menores, con un total de 23.350 TPB. Poco tiempo antes, Miguel le compró a Nicolás las acciones que éste tenia de la Sud Atlántica, y posiblemente hizo lo mismo con las acciones que detentaba la empresa de su hermano. Lo cierto es que se convirtió en el dueño absoluto de la empresa, no sin haber antes donado una cantidad de acciones de la Sud Atlántica a quienes trabajaban en la empresa. Al momento de las Asambleas de Accionistas, participaban todos los tenedores de acciones sin exclusión alguna. En la Asamblea, don Miguel discutía con sus trabajadores la marcha de los negocios, fijaba de acuerdo con ellos el dividendo a pagar etc. Encima, vendida la Sud Atlántica a Sir Owen Phillips, del beneficio obtenido en la operación distribuyó entre sus trabajadores 900.000 pesos, equivalentes en ese entonces a nada menos que £75-000.

No han llegado a nosotros rastros de los motivos qué llevaron a don Miguel a vender su empresa. Quizá llegó al convencimiento de que, a esas alturas, le hubiera sido imposible enfrentar a aquel formidable emporio naviero encabezado por la Royal Mail, con su rama en la Argentina administrada por los hermanos Dodero. No deja de ser llamativa, por otra parte, la circunstancia de que la venta tuvo lugar poco después que su sobrino Pedro dejó la Gerencia. Por otra parte, don Miguel ya se estaba acercando a los 60 años de edad, con medio siglo de trabajo sobre sus espaldas. A estas alturas, cada vez le gustaba más cultivar su intelecto. Por lo demás, estaba el ejemplo de lo que habla hecho su hermano Nicolás. Y desde que vendió la Sud Atlántica, se concentró en sus lecturas, sus obras benéficas y sus viajes por Europa con la familia.

5. La filosofía empresaria de Miguel Mihanovich.

En estos días que corren del Año del Señor de 1988, Su Santidad el Papa Juan Pablo II ha difundido la nueva encíclica "Sollicitudo Rei Socialis", en la que, desde un punto de vista estrictamente religioso, enjuicia por igual al capitalismo liberal y al comunismo ateo, en cuanto a que ambas posturas desvian al hombre hacia una inmanencia nihilista y lé hacen perder de vista su destino trascendente. La Encíclica citada no ha dejado de levantar polvareda, sobre todo en los piadosos centros financieros de Nueva York y de Londres. En la Argentina, también han salido a la palestra los Alberto Benegas Lynch(h) y los Armandos Ribas que en el mundo son (9).

Arriba podrá comprobar el lector con la foto de Miguel Mihanovich por delante, su asombroso parecido con Juan Pablo II. Pues bien; he aquí la filosofía empresaria de don Miguel expuesta por él mismo:

" Es un deber humano y la más inteligente política empresaria, pagar honradamente y gratificar justicieramente el trabajo inteligente y dedicado de los ayudantes. Puedo ser individualmente un genio comercial, pero si mis colaboradores no ejecutan diligentemente y a conciencia mis órdenes, no puedo progresar, o no progresaré como debía hacerlo...En mi empresa nunca tuve empleados inconscientes. Si notaba alguno, lo despedía de inmediato. Pero, al mismo tiempo, el empleado consciente de sus deberes, nunca necesitó rogarme o hacerse recomendar para el aumento de sus haberes, porque yo observaba el trabajo de todos y les aumentaba el sueldo, desde el marinero hasta el más alto empleado, cuando ellos menos lo esperaban. Mis competidores se extrañaban de cómo yo podía hacer mis operaciones más rápido y mejor que ellos. Mi secreto residía en que cada uno de mis trabajadores, tanto por su trabajo normal como por el extraordinario, eran bien y justicieramente remunerado. Viendo que con este sistema, mi compañía de vapores Sud Atlántica me daba más utilidades, hice a todos mis empleados, capitanes y maquinistas, accionistas de la sociedad, dando a cada uno de ellos, de acuerdo a los años de servicios prestados, un cierto numero de acciones. De esta forma, participaron también de las utilidades de la venta de mi sociedad. Les correspondió 980.000 pesos, que por entonces vallan 24 dinares cada uno".

Tenemos la impresión de que a algo parecido a esto apela Su Santidad, ajeno totalmente al hecho de que un inmigrante yugoslavo que murió en la Argentina hace exactamente medio siglo, daba semejante lección. Su admirado Shakespeare hubiera acotado:"This is the stuff of which great men are made of".


NOTAS DEL CAPITULO

l) Esta conferencia fue luego publicada en la revista "Studia Croatica", de la comunidad croata en Buenos Aires, bajo el título "Los hermanos Mihanovich, fundadores de la flota mercante argentina". Allí se recordaban todos los antecedentes de la llegada de Miguel al país, agregándose que "trabajaba de día con su hermano Nicolás y estudiaba de noche. Además del croata y el español, hablaba fluidamente en italiano, portugués, francés e inglés. Se hizo de una sólida cultura. Fue miembro de las comisiones directivas del Patronato de la Infancia, de la Liga Argentina Contra la Tuberculosis y otras instituciones de bien público. Realizó importantes donaciones a varias entidades yugoslavas, como la Hrvatski Radisa, dedicada a la protección, enseñanza y orientación profesional de aprendices croatas.

Explica Kadic que en 1927 instituyó un legado a favor de Doli, su pueblo natal, y otras aldeas de la región. Por cierto, hemos tenido en nuestras manos un cuaderno que nos mostró su hija Nelly, donde con una caligrafía preciosa, Miguel Mihanovich anotaba todos los detalles de aquel legado. También tuvimos en nuestras manos un libro de Caja, con registros desde el 1 de Enero de 1888 al 31 de Diciembre de 1891, confeccionado personalmente por el propio Miguel Mihanovich, que sabía contabilidad a la perfección.

2) En el legado conjunto se detallaba el producido anual en concepto de intereses (300.000 dinares), de los que 200.000 debían destinarse a la provisión de agua potable, construcción de un camino, distribución gratuita de jabón para los escolares y de medicamentos para enfermos pobres, entrega de textos a escolares, premios a los mejores alumos ("trajes abrigados y material escolar"), becas a los más capaces para asistir a escuelas superiores, estímulo a la producción de frutas etc."El resto de la renta -se especificaba- se destina al pago de médicos y otras ayudas a los parientes de los fundadores y gastos de administración". Se enumera en el legado todo lo que comprende la parroquia de Doli, cantidad de casas y habitantes, consignándose la distancia a Ston y a Smckvina ,a los efectos de unirlas a Doli por un camino a construir. Se mencionaba el costo de ese camino y el tipo de obra a emprender, así como también todo lo referente a los trabajos para la provisión de agua potable a los poblados de la comarca. Se disponía la creación de una cooperativa pesquera, a la que se dotó de equipos de trabajo. Se consiguió que el itinerario de la línea de vapores que unía a Ston con Dubrovnik, incluyera una escala en Doli. El pueblo tuvo asimismo un médico rentado, y desde 1933 pudo contar con una sucursal de correos, incluyendo telégrafo y teléfono.

Terminaba diciendo aquel documento que doña Nelly nos entregó que durante los pocos años de su funcionamiento, el legado ha cumplido en gran parte su programa y ha demostrado la bondad de sus finalidades, pues el territorio del legado es una comarca completamente pobre, que no puede ofrecer a su población lo indispensable para una existencia normal, especialmente en los tiempos actuales. Sus habitantes se encuentran en una situación econimca precaria y sobrecargados de deudas, siendo el legado, por lo tanto, la única esperanza para cubrir las necesidades más apremiantes de unos 754 habitantes, que reciben anualmente, directa o indirectamente, una entrada de 400.000 dinares, aparte de que con el tiempo, el legado llegará a transformar una región completamente pasiva de Dalmacia".

En una oportunidad, Ivo F.Lupis Vukic, hablando con don.Miguel Mihanovich, le dijo que su nombre y el de su hermano Nicolás perdurarían mucho tiempo, porque una buena obra ceno el legado así lo aseguraría. A lo que don Miguel contestó:"Ya lo sé. Por eso he tratado que nuestro legado sea un ejemplo para los demás hombres de .fortuna, para que ellos también, de acuerdo a sus posibilidades, hagan por su región natal lo mismo que nosotros hemos hecho. No me agrada que de ésto se escriba mientras vivo".

Agregaba Vukic que "el legado de los hermanos Mihanovich es rúnico en Yugoslavia, y tal vez en toda Europa. La región recibe cada año más de 300.000 diñares de rente proveniente del legado...En 1927 me encontraba en compañía de Miguel visitando su región natal, azotada por un fuerte terremoto. La población corría al encuentro de Miguel como un padre.. .Muchas personas de fortuna tratarían de evitar y rehuir aquel espectáculo .Miguel, sin embargo, escuchaba a todos, revisaba, anotaba y después ayudaba...Su buena esposa, de antigua familia Vucassovich de Bocche di Cataro, ha utilizado más su automóvil para visitar a las familias pobres, repartiendo ayuda, que para concurrir a fiestas y diversiones. Muchos emigrantes pobres han sido repatriados por su cuenta.. .Cuando se inscribió comoo socio benefactor de Hrvatski Rodisa con la cantidad de 100.000 dinares, dijo:"Hay que ayudar a estas cosas. Nos domina la ignorancia. EL pueblo necesita de personas preparadas y capaces"...Viendo lo poco que Yugoslavia era conocida en el extranjero, fundó un Comité de Informaciones con sede en Split. Y dándose asimismo cuenta de que en Yugoslavia se sabía muy poco de sus emigrantes, me llamó a la América del Sud a fin de visitar las colonias de nuestros connacionales, para tomar datos y fotografías".

3) Ma Nelly nos dijo que su padre y sus tíos eran católicos."En aquella comarca -nos ilustró- la mitad de la gente es católica y la otra mitad ortodoxa. La prueba está en que mi padre, con ser católico, se casó con una ortodoxa, como lo era toda la familia de mi madre. Mi padre nos educó a todos en los principios de la fé católica, como era la costumbre en los matrimonios entre católicos y ortodoxos, siendo católico el jefe de la familia. Con todo, mi padre tenía un gran respeto por las creencias religiosas de mi madre. Al fin de cuentas, los dos eran cristianos. Recuerdo una tía mía, hermana de mi madre, que siendo ortodoxa, iba los domingos a la misa católica, porque para ella era la misma cosa, salvo-claro está-a la hora de comulgar, en ese memento se ábstenía" (Los ortodoxos comulgan bajo ambas especies, y no solamente con la hostia consagrada, como los católicos). Mi padre tenía una estrecha relación con el cardenal Cagliaro alto dignatario del Vaticano), que cuando estuvo en la Argentina, realizó una gran labor en la Patagonia, creando escuelas de artes y oficios y cosas así, con la ayuda de mi padre. Cuando toda la familia viajamos a Europa en 1922, pasamos por Roma, y allí nos atendió con extraña amabilidad monseñor Cagliaro, que hasta nos consiguió una audiencia especial con el Papa".

Al producirse la muerte de Miguel Mihanovich en Buenos Aires en 1938 y conocerse la noticia en Yugoslavia, en el periódico "Novo Deba"de Split, edición del 14 de Marzo de ese año- otro documento que doña Nelly nos entregó-se publicó un "in memoriam" de Lupis Vukic, en el que éste dijo que jamás había conocido "a nadie dotado de tantas virtudes humanas, capacidad, cultura, bondad de corazón, amor a su pueblo. Nacido en Doli, "donde salvo el cura párroco, nadie sabe leer ni escribir",siendo aún una criatura, Miguel trabaja y aprende a leer y escribir junto con algunos rudimentos de matemáticas, lo que lo constituía en todo un personaje en el pueblo de Kercula. El comerciante para el que trabajó se llamaba Cvetisa y su maestro Franciskovic."Su hermano mayor Nicolás, que no sabía leer ni escribir, considera que los dos años de estudio son suficientes para el pequeño Miguel, y lo llama a Buenos Aires cuando apenas tenía 12 años de edad. Aquí le hizo tomar lecciones de español durante un año, y le asigna otro año para los estudios superiores, fin de que no tenga necesidad de probar, como lo hizo él mismo, el duro pan marinero".

Miguel Mihanovish siempre siguió estudiando y leyendo. Narra Vukic:"Una vez, sentados en su biblioteca, hablábamos de literatura...El tomó dos libros, uno de Gundelic y el otro de Njegos, y me recitó párrafos enteros del "Osman" y el '"Gorski Vijenac". Después de la primera guerra mundial, con la ayuda del entonces primer ministro yugoslavo en la Argentina, Ivo Grisogono, fundó el Club Yugoslavo de Buenos Aires, al que le donó una biblioteca con mil ejemplares de la mejor literatura croata".

Al cumplirse en 1953 el decimoquinto aniversario de su muerte, la revista "Matica" (Marzo,1953), de la comunidad yugoslava de Buenos Aires, publicó un artículo sobre Miguel Mihanovich, donde aparecen más detalles de su vida. Así se dice allí que el primero que le enseñó a Miguel a leer y a escribir fue el cura párroco de Doli. A los 9 años, en Korcula, el profesor Francis Franciskovic lo perfeccionó en el croata y el italiano, además de inculcarle las primeras nociones de matemáticas. Al mismo tiempo trabajaba en el comercio de Aritony Cvetisa. Una vez en Buenos Aires, tan pronto aprendió el español, su hermano Nicolás lo metió de empleado en la farmacia de Antony Perlender y luego en la de Antonio Roko, que también era de Doli. Por las noches, Miguel estudiaba inglés y contabilidad.

Vendida su empresa naviera en 1920 y teniendo 62 años de edad, visitaba Europa cada verano. Con él se podía hablar sobre Shakespeare, Cervantes o el Dante, tanto como de barcos. Sabía de memoria varios extensos poemas yugoslavos, como el "Montaña de Ira".Volvió varias veces a su pueblo natal.

4) En Sud Atlántica, Miguel Mihanovich comenzó teniendo las dos terceras partes del capital. El resto lo tenía su hermano Nicolás, tanto a título personal como a nombre de su empresa naviera. Varios barcos de esta última fueron vendidos con el tiempo a la Sud Atlántica. Es posible que, siquiera parcialmente, estas compras fueran pagadas en acciones. Por lo demás, ya hemos visto a la The Argentine Navigation Company (Nicolás Mihanovich) Limited cobrar dividendos -y buenos dividendos- de la Sud Atlántica.

Quizás cuando Miguel le vendió sus acciones a la Mihanovich de Kylsant-Dodero, lo propio habrá hecho don Nicolás con sus tenencias personales, a menos que se las haya vendido a Miguel antes de 1920. Parece que esto último fue lo que sucedió, ya que en los últimos años, Miguel Mihanovich era dueño absoluto de la Sud Atlántica conjuntamente con un grupo de trabajadores de la empresa. .

5) Trabajando para esta empresa británica, Vucassovich supervisó la construcción de aquellas joyas de su tiempo que fueron el Apolo y el Minerva. -.Alistair Deayton, "The Denny connecfcLon, op. cit.

6) Explica Teodoro Gaillet Bois, en su meritorio trabajo "Nuestra marina mercante", publicado en 1929 a lo largo de varios números del Boletín del Centro Naval, que la empresa de Domingo Barthe extendió sus servicios a Asunción (Paraguay) con cinco vapores de 1.200 toneladas construidos en Thornycroft(Gran Bretaña) :Paso de Cuevas, Paso de Martin García, Paso de Obligado, Paso de San Lorenzo y Paso de la Patria."Durante la primera guerra mundial, todos estos barco s-afirma Caillet Bois- fueron vendidos al extranjero. En cambio, ocho chatas de 800 toneladas (Punta Brava, Punta Gorda, Punta Chica, Punta Diamante, Punta Indio, Punta Lara y Punta Olivos), fueron compradas por Miguel Mihanovich.

7) Tal la nomina consignada por Egdardo J.Rocca en su trabajo "Mihanovich, apellido en el puerto de Buenos Aires",op.cit.

8) Ver la historia de esta empresa en el libro de Duncan Haws "Royal Mail Line & Nelson Line" (Londres,1982).

9) En la sección de Cartas del Lector de "La Nación", 24.5.1988,aparece una carta criticando las apreciaciones de Armando P.Ribas, que son "más caro producto de un sectarismo y agresividad incomprensibles hacia el Papa y la Iglesia que corno contribución inteligente a la discusión doctrinaria. Es evidente que a los teóricos del liberalismo no les ha gustado la frase en la que el Papa reafirma algo que la Iglesia ha dicho muchas veces, al criticar por igual al capitalismo liberal y al colectivismo marxista".A quien firma esta carta le llama la atención que no se haya destacado suficientemente un punto de la Encíclica referente al "derecho de iniciativa económica", que el Papa considera como uno de los derechos humanos."Se trata éste del derecho básico sin cuya vigencia una economía deja de ser libre y se transforma en colectivista. En esa medida, el Papa fundamenta la mejor defensa de una sana economía liberal...Como católica y liberal, deseo, entonces, pedir a nuestros pensadores que profundicen el estudio de un tema tan significativo".

¿Y quién firma esta carta?. Pues es Clara Núñez de Mihanovich, casada con Nicolás Mihanovich, hijo de Nicolás Mihanovich (hermano de don Carlos Mihanovich), a su vez hijo de "Nicolasito", a su vez hijo de don Nicolás.

  1. ####################################################################################

http://www.zaklada-mihanovic.hr/ozak.php

MIHO MIHANOVIĆ – rodio se 6. listopada 1862. godine u Dolima, te od devete godine učio je čitati i pisati kod doljanskog župnika Don Jure Montine, a potom ga uputiše u Korčulu kod trgovca Antona Cvjetuše iz Lastova, gdje je pomagao u dućanu i išao na lekcije kod gimnazijskog profesora Frana Franciskovića. Nakon toga, 1874. godine, skupa sa bratom Bartulom , otišao je u Južnu Ameriku. Miho ostadoše kod brata Ivana u Rio de Janeiro a nakon pet-šest mjeseci obojica pođoše braći Nikoli i Bartulu u Buenos Aires. Poslije godinu dana polaska u školu, brat Nikola ga dade na rad u farmaciju kod Miha Prlendera a zatim u farmaciju Miha Roka jer je Nikola želio da on postane farmakolog, ali nije tu dugo radio već se zaposlio uz brata Ivana kao komesar na jednom parobrodu.

Godine 1881. pošalje ga brat Nikola kući u Dole da dovede oca i majku u B.Aires gdje je ostao oko osam mjeseci, ali oni ne želeći da odu, vrati se sa svojom sestrom Anom u Argentinu.

Na brodu svog brata Nikole , «Tore», kao komesar ostao je od 1881. do 1884. a onda se nastanio u Bahia Blanca gdje sa Filipom Caronti osnuje tvrtku «Carnoti y Mihanovitch». 1888. Miho kupi interes svog ortaka i nastavi raditi pod nazivom «Miguel Mihanovitch». Companija de Navigacione «Sud Atlantica» bila je osnovana po Mihu 1. siječnja 1889. sa kapitalom od 100.000 sterlinga. Miho kupuje zatim nekoliko brodova i ustanovljuje linije i na području Brazila. 1906. obnavlja svoju flotu a prodaje stare brodove «Tora», «Sud» i «Vaca» tvrtki «Bonco y Moreno». Posao sve više razvija te poduzeće «Sud Atlantica» pretvara u anonimno dioničko društvo u kojem on zadržava apsolutnu nadmoć. «Sud Atlantica» nastavlja razvitak poslovanja te 1907. izgradi Miho veliki gat u Carmen de Patagones za pristajanje brodova i nabavi tri nove lanće po 230 t dajući im imena» «Leon», «Leopardo» i «Puma». Godine 1916. «Sud Atlantica» ima ukupno 9 parobroda ( 18.540 t), 18 lanća ( 3015 t), odnosno 27 jedinica sa skoro 22.000 t. Za vrijeme I. svjetskog rata, Miho stavi svoja dva broda i u transatlantsku službu do Europe.

1916. godine jedan dio svojih brodova Miho proda, a sa ostatkom flote nastavila je «Sud Atlantica» svoje poslovanje sve do 1920., kada Miho na ponude društva Compania Argentina de Navegacion Nicolas Mihanovitch proda svoje interese.

Od tada se Miho posvećuje nadzoru nad upravom svog imanja, putovanjima, mnogim narodnim stvarima u domovini i iseljeništvu. Omogućio je svojim ljudima da participiraju u dobiti društva, jer je jedan dio dobiti išao u «Caja de Auxilios» ( Pripomoćna blagajna) koja je išla u korist personalu, sa sumom od 384.000 pesosa. Svojim radnicima Miho je i podijelio određene dioničke udjele, ovisno o rangu, godinama službe ili drugim zaslugama.

Bio je veliki humanist, filantrop i dobrotvor, te naročito potpomagao hrvatska društva u iseljeništvu, poticao na obrazovanje i prosvjetu našeg svijeta, zalagao se za obnovu škola u tadašnjoj župi Dubrava, davao priloge udrugama i u Hrvatskoj kao npr. «Hrvatskom radiši» i sl., a u B. Airesu napravio je knjižnicu kojoj je poklonio 1800 knjiga na hrvatskom jeziku.

Miho Mihanović je bio oženjen od stare bokeške obitelji Vukasovića , te je imao jednog sina i više kćeri.

Umro je 6. ožujka 1938. u Buenos Airesu.

Doli, 1. travnja 2009.

view all

Miho / Miguel Mihanović / Mihanovich Sangaletti's Timeline

1862
October 6, 1862
Dubrovačko Primorje, Dubrovnik-Neretva, Croatia
1899
1899
Age 36
1938
March 6, 1938
Age 75
Buenos Aires, Capital Federal, Argentina
????
????
Buenos Aires, Capital Federal, Argentina