Inés Huaylas Yupanqui (Quispe Sisa)

Is your surname Huaylas Yupanqui?

Research the Huaylas Yupanqui family

Inés Huaylas Yupanqui (Quispe Sisa)'s Geni Profile

Share your family tree and photos with the people you know and love

  • Build your family tree online
  • Share photos and videos
  • Smart Matching™ technology
  • Free!

Share

About Inés Huaylas Yupanqui (Quispe Sisa)

http://en.wikipedia.org/wiki/Quispe_Sisa

Quispe Sisa (ca. 1518 – 1559) was the daughter of the Inca ruler Huayna Capac and the curaca Contarhucho. She was baptized as Inés Huaylas Yupanqui when she was given in marriage at a young age to Francisco Pizarro by her brother Atahualpa. In 1534, she gave birth to Francisca Pizarro Yupanqui and in 1535 to Gonzalo Pizarro. During the siege of Lima, led by Manco Inca Yupanqui, Quispe Sisa sent several runners with messages to her mother in Huaylas asking for help. On September 12, 1536, her mother, Contarhucho, sent an army to help Pizarro defend Lima.

------------------------------------------ http://es.wikipedia.org/wiki/In%C3%A9s_Huaylas_Yupanqui

Inés Huaylas Yupanqui o Quispe Sisa, fue una princesa inca, hermana de Huascar y Atahualpa, primera esposa de Francisco Pizarro y personaje destacado en la Conquista del Perú.

Inés era hija de Huayna Cápac y de Contarguacho, quién a su vez, era hija de Pomapacha, noble curaca de Ananguaylas. Contarguacho era una de las esposas secundarias del Inca. Criada en la corte del Inca, a la muerte del Inca, regresó junto a su madre al pueblo de Tocash en Huaylas.

Contaba 18 años cuando fue llevada a Cajamarca, donde estaba prisionero Atahualpa, éste se la dio a Pizarro, para congraciarse con él y ver si así obtenía su libertad.

Según la Crónica del Dr. J. Antonio del Busto, fue bautizada por el rito cristiano, donde se le impone el nombre de Inés, en recuerdo de una hermana de Francisco Pizarro. El apellido Huaylas se le dio por ser el lugar de donde procedía esta ñusta ("ñusta", significaba "noble del imperio").

El viejo conquistador, llamaba Pizpita a la muchacha, quien se sentaba a la mesa con los conquistadores y era presentada como su esposa. Fruto de su matrimonio (por el rito inca), nació en diciembre de 1534, en Jauja, su hija primogénita Francisca Pizarro Yupanqui. A finales el año siguiente, Inés tuvo otro hijo, Gonzalo, que murió muy joven, en 1544.

Estos dos hijos fueron reconocidos como legítimos por Real Cédula, dada en Monzón, (Huesca), el 12 de octubre de 1537, por parte del rey Carlos I.

Cuando Manco Inca se subleva en el Cuzco en 1536, ella fue acusada de proporcionar información a los indios y de haber querido huir con cofres llenos de oro y plata. A raíz de esto surgen desavenencias entre ella y Pizarro, lo que les llevó a la separación. Francisco Pizarro se casa nuevamente, esta vez con Angelina Yupanqui, también hermana de Huascar y de Atahualpa. De este segundo matrimonio, nació el tercer hijo de Francisco Pizarro, llamado Francisco Pizarro Yupanqui.

En 1538, ya separada, se casa con Francisco de Ampuero, esta vez además de por lo civil se casa por el rito religioso cristiano, con el cual tuvo tres hijos. A la muerte de Pizarro en 1541, en el testamento no menciona a Inés, sin embargo sí a sus hijos habidos en ella.

Sin embargo, su unión con Ampuero distaba de ser apacible. Así, en febrero de 1547 se vio involucrada en un caso de hechicería, donde se mencionaba haber tratado de atentar contra la salud de su esposo, mediante los servicios de dos hechiceros. No obstante, ella moriría antes que su esposo.

Historia de la descendencias de Inés Huaylas Yupanqui.

Su primera hija, habida con Francisco Pizarro, Francisca Pizarro Yupanqui, fue enviada a España al morir su padre en 1541, por su padrastro Francisco de Ampuero. Casó en Medina del Campo, (Valladolid), con su tío Hernando Pizarro, de avanzada edad, que en esos momentos estaba preso en el Castillo de la Mota, de Medina del Campo.

De los hijos que tuvo de su segundo matrimonio, podemos decir que María Ana Isabel de Ampuero y Huaylas, siguió viviendo en Perú, donde casó con el rico hacendado Francisco de Valverde y Contreras-Ulloa, cuya nieta Josefa Francisca Valverde y Ampuero, condesa de Las Lagunas, fue una persona muy activa en la política que dio lugar a la independencia del Perú.

En la descendencia de Inés Huaylas Yupanqui se unió la sangre de los Incas con la de los reyes de Castilla, ya que Francisco de Valverde y Contreras-Ullua, era descendiente de Mafalda de la Cerda, descendiente directa de los Infantes de la Cerda, primogénitos de Alfonso X "El Sabio, rey de Castilla.

La unión de los Valverde, a través de Francisco Valverde y Contreras-Ulloa, y los Yupanqui, a tarvés de Ana de Ampuero Huaylas Yupanqui, originó una amplia descendencia, que ha llegado hasta nuestros días. Entre ella cabe destacar:

En Perú:

Fernando de Tracegnies y Granda, VI conde de Las Lagunas, marqués de Torrebermeja, notable historiador y genealogísta, ex Canciller de Perú. Destaca su obra "Descendencia peruana del conquistador Francisco de Valverde".

En Ecuador:

Francisco Javier León, presidente de Ecuador, (1875) Francisco Alfredo Chiriboga, presidente de Ecuador, (1935).

En República Dominicana:

José Desiderio Valverde, presidente de la República Dominicana, (1857).

En España:

Pablo Costilla y Valverde, marqués de San Juan de Buenavista. Constanza Costilla Valverde y Cartagena, marquesa de Rocafuerte.

------------------------------------------------------- Crónica sobre Inés Huaylas(*) (Basada en un texto del Dr. J. Antonio del Busto)

 
Inés Huaylas fue hermana de Atahualpa y esposa de Francisco Pizarro y es casi un personaje de leyenda. He aquí, pues, su interesante historia.

Cuando Atahualpa fue apresado en Cajamarca, recibió un día la visita de una de sus hermanas. Era la bella ñusta, hija de Huayna Capac y de una hija del Cacique del Imperio Huaylas. Para ganarse la misericordia de Pizarro (cosa que al final no consiguió), Atahualpa la manda donde este último y prácticamente se la regala. Cautivado por la belleza de la ñusta, Pizarro la toma como esposa de acuerdo con el ritual incaico. Fue entonces que la bautizan con el nombre de Inés en recuerdo de una hermana y una tía del conquistador. Huaylas fue por el lugar de su nacimiento.


Dicen los cronistas de la época que Inés era alegre, coqueta y bulliciosa. Pizarro la llamaba mi Pizpita (que viene de pispireta y coqueta). Parece ser que en España hay un pájaro que se llama así. Inés acompañó luego a Pizarro al Cuzco y a Jauja, donde se quedó mientras él se dirigía hacia la costa en busca de un lugar ideal para fundar la capital.


En 1534 nace su primogénita, Francisca Pizarro y Yupanqui. A finales del 35 nace su segundo hijo, Gonzalo, heredero más tarde de la Gobernación de Nueva Castilla y del linaje de los Capacunas del Cuzco. Cuando Manco Inca, hermano de Inés Huaylas, se subleva en el Cuzco, ella fue acusada de proporcionar información a los indios y de haber querido huir con cofres llenos de oro y plata. A raíz de esto, surgieron desavenencias entre ella y Pizarro, lo que les llevó a una separación.


En 1538, Inés se casa nuevamente con Francisco Ampuero, uno de los que había apresado a su hermano Atahualpa. Se casaron por civil y religioso, cosa no muy usada por los españoles en esos tiempos, lo que hace pensar y decir que fue un castigo de Pizarro, quien habría sorprendido a Inés y Ampuero como amantes.


Cuando muere Pizarro en 1541, en el testamento que dejó, no menciona a Inés para nada, ni como su ex-esposa, ni como madre de sus hijos. En 1544 muere Gonzalo y en 1551, su hija Francisca viaja a España, a pedido del Rey, enviada por su padrastro Ampuero. Con éste, Inés tuvo tres hijos: Martín Alonso, Francisco e Isabel. Más tarde, Ampuero llegó a ser Alcalde Mayor de Lima y al morir dejó todos sus bienes a su esposa legítima, Doña Inés Huaylas, la bella ñusta de la que nunca se separó.


Cuentan los cronistas de la época que se veía a Inés, aún simpática y garbosa, acudir a las misas de la Catedral. La gente la llamaba de diferentes maneras, tales como: Inés Yupanqui, María Quispicuri, Inés Huaylas, Ñusta o simplemente Doña Inés.


Nunca se supo a ciencia cierta dónde ni a qué edad murió esta bella y cautivante ñusta que conquistó el corazón de dos aguerridos y gallardos conquistadores.

(*) Colaboración de Betty La Rosa de Giovannini Integrante del CC Ginebra-Vaud-Valais

                                                                                                               -o-

Ines huaylas Yupanqui · 30 diciembre 2014 · Al llegar a la plaza principal, se le acercó el dominico Fray Vicente Valverde con una cruz en la mano y la Biblia en la otra, acompañado de un intérprete, el indio Felinillo. El Inca no comprendió “los curiosos argumentos con que el religioso quiso establecer una relación entre Pizarro y San Pedro (…), y sobre nociones acerca de la Trinidad, si como dice Garcilaso, el interprete Felinillo le explicó este misterio diciéndole que los cristianos creían en tres dioses y un Dios que hacían cuatro” (Prescott,1955:268) 9.Tomó la Biblia, la observó y luego la arrojó al suelo. Hecho que sirvió de argumento para apresarlo, y después fue ejecutado.

Mientras desde distintos lugares del Imperio partían hacia Cajamarca miles de toneladas de oro para pagar el rescate de Atahualpa, su hermana, Quispe Sisa, hija del Inca Huayna Cápac y de Contarhuacho, originaria de Ananguaylas y Curaca de Tocas y Huaylas, se encontraba en el Cusco. No se tiene fecha precisa de cuando llegó Quispe Sise a Cajamarca a visitar a su hermano preso ni la razón de su presencia que suscitó el interés del conquistador. Probablemente para ganarse la simpatía de Pizarro, Atahualpa la entregó y poco después fue bautizada con el nombre de Inés Yupanqui Huaylas, más conocida como Inés Huaylas. Alonso Borregán, dice que Atahualpa estaba también acompañado de “una india señora muy hermosa que después de bautizada la llamaron Angelina (Borrega, 1948:86). Se trata de Cuxirimay Ocllo, joven de la nobleza incaica destinada a Atahualpa, y por quien Pizarro habría sentido mayor inclinación pero no se atrevió a disputarla.

Aunque existe escasa documentación de 1532 a 1533, lo cierto es que con la invasión se inició un período de predominancia de Francisco Pizarro, sus hermanos y parientes. Una forma de afirmar y consolidar esta hegemonía fue a través del matrimonio con mujeres de la elite incaica, hecho que tuvo repercusiones políticas como veremos más adelante. Este vínculo entre vencedores y vencidas, se dio en un contexto de la imposición de un sistema de producción y de una cultura que fragmentó las relaciones de parentesco de la sociedad Inca, y trastocó la relación entre sociedad y naturaleza, entre grupos sociales, y entre mujeres y hombres, las mismas que estaban estructuradas según los principios de la reciprocidad y redistribución” (Silverblatt,1976:81).

Sin embargo, y probablemente porque no tuvieron representación en el poder, los indios no se casaron con españolas. Al respecto, Rafael Varón señala que Martín, el segundo interprete de la conquista, “fue uno de los contados indígenas que se casó con una española, recibiendo de Pizarro la encomienda de Huaura” (Varón,1997: 228).

Pero no solo se trataba de alianzas políticas, fueron muy pocas las mujeres que llegaron en los primeros años de la conquista5. Figuran entre las primeras: Isabel Rodríguez, llamada La Conquistadora, Inés Muñoz, cuñada de Francisco Pizarro, y María de Calderón, a quien Francisco de Carvajal mandó asesinar durante las guerras civiles entre españoles. La emigración de las mujeres españolas hacia América está registrada en el siglo XVI de manera muy escueta. La travesía por mar y la epopeya que constituyó para estas mujeres llegar al nuevo mundo, es un tema sin rastro en la historia.

"No obstante, existe una valiosa documentación en el Archivo General de Indias en los libros que llevaba de manera casi exhaustiva la Casa de Contratación de Sevilla” (Santana, 1986:32).

En ellos está consignado el movimiento económico, comercial y de personas entre España y las colonias. En los seis primeros tomos del Catálogo de Pasajeros a Indias de 1509 a 1579, las mujeres están clasificadas en casadas, solteras, viudas y mujeres cuyo estado civil no se especifica. Durante estos 70 años, llegaron al Nuevo Mundo 7,451, mujeres. Es decir, un promedio aproximado de 106 al año.

Con el objetivo de impulsar los reagrupamientos familiares, la corona propició que viajaran las mujeres de los colonizadores (Mariscal, 1997), dictando leyes que disponían el otorgamiento de indios y tierras a los casados y amenazándolos con quitárselos si no se reunían con su mujer, o fijando fianzas de 2,000 pesos de oro a los casados que venían solos. Pero fracasó en su intento, lo cual indica que la conquista y colonización también repercutieron en la sociedad española al originar una dislocación familiar, pues un número considerable de mujeres se vieron obligadas a convertirse en jefes de familia, algo inusual en la España de la época (Mariscal,1997: 34).

En el momento de unirse a Pizarro, que entonces tenía más de cincuenta años, Inés Huaylas era una adolescente de quince años, si aceptamos que su fecha de nacimiento fue entre 1516 y 1517 (Rostworowiski, 1989:17). Tuvieron dos hijos: Francisca (1534), y Gonzalo (1535). Una de los hechos más relevantes de esta alianza tuvo lugar en el período más trágico para los conquistadores durante el levantamiento de Manco Inca. Conducido por Pizarro al Cusco con el ofrecimiento de otorgarle una cierta soberanía, Manco Inca fue traicionado y apresado. Tras un fallido intento de fuga, solicitó en abril de 1536 permiso para asistir a una celebración incaica prometiendo a Hernando Pizarro traerle a su retorno una enorme estatua de oro. Poco después los españoles se enteraron que había proclamado el inicio de la insurrección, apoyado por el Vilca Umu, el gran sacerdote del Sol. Fuente, mujeres de la Elite incaica de Sara Beatriz Guardia

view all

Inés Huaylas Yupanqui (Quispe Sisa)'s Timeline

1518
1518
Callejón de Huaylas, Perú
1534
December 28, 1534
Age 17
Jauja, Junín, Perú
1535
1535
Age 17
Lima, Peru
1538
1538
Age 20
1540
1540
Age 22
Peru
1541
1541
Age 23
1559
1559
Age 41
Lima, Perú
????