Joaquín Andrés Reyes Rius

Is your surname Reyes Rius?

Research the Reyes Rius family

Joaquín Andrés Reyes Rius's Geni Profile

Share your family tree and photos with the people you know and love

  • Build your family tree online
  • Share photos and videos
  • Smart Matching™ technology
  • Free!

Share

Joaquín Andrés Reyes Rius

Birthdate:
Death: Died
Place of Burial: Montevideo, Departamento de Montevideo, Uruguay
Immediate Family:

Son of Joaquín Avelino Reyes Lerena and Sofía Rius Rabassa
Husband of <private> Delgado
Father of María Raquel (Cochi) Reyes Delgado; <private> Reyes Delgado; <private> Reyes Delgado; Private User and <private> Reyes Delgado
Brother of Ignacio Reyes Rius; Gabriel Reyes Rius; Beatriz Elena Martínez Viaña; Guillermo Reyes Rius; Jorge Eduardo Reyes Rius and 2 others

Managed by: María Raquel (Cochi) Reyes Delgado
Last Updated:
view all 15

Immediate Family

About Joaquín Andrés Reyes Rius

Estimadísimos familiares y amistades que se han molestado en llegar hasta aquí, para acompañarme en este día de plena felicidad.-

Amparado en la benevolencia y paciencia de ustedes, vanidad y frivolidad aparte, me atrevo a dirigirles unas breves o no tan breves palabras que, espero, expresen mis verdaderos sentimientos.-

Solo cuando existe una auténtica y sólida amistad se puede abrir el corazón.-

Creo que este es el momento.-

Me referiré a cuatro temas.-

Para no divagar he optado por la lectura:

1º) Agradecimiento y arrepentimiento

2º) La salud.-

3º) Anécdotas

4º) Ciertas, reflexiones personales

El primero: En la vida considero, más que importante ser agradecido.-

Por alguien debo comenzar:

A Ustedes todos que me dan la alegría de estar a mi lado.-

A esta Iglesia, de la cual si bien no soy parroquiano me permite celebrar esta Misa de Acción de Gracias.-

En ella se casaron nuestras hijas María Raquel y Mónica.-

Al Club Carrasco que con tanta generosidad y bondad nuevamente me abre sus puertas.-

A el me encuentro estrechamente vinculado, no se desde cuantos años. Pero se que son muchos.-

Basta decir que las dos mencionadas hijas en el recibieron a sus invitados y con mi mujer festejamos nuestra Bodas de Oro.-

A quienes, sin siquiera darse a conocer, desde el cielo o de la tierra, me ayudaron en mis dificultades, tropiezos y caídas.-

Los últimos serán los primeros.-

Me refiero a la incomparable y siempre encantadora Bibil Delgado, brillante, afectuosa, inteligente, culta, contagiando en todo momento su alegría y simpatía con la que caminamos juntos, durante 7 años de Novios y, si Dios quiere y la Virgen, llegaremos a los 64 años de matrimonio, el próximo mes de Diciembre.-

A ella toda mi gratitud, admiración y cariño.-

Hemos formado una numerosa y gran familia: 5 hijos; nueras y yernos; 30 nietos, 10 bis nietos quienes nos han colmado de alegrías y satisfacciones.-

También, para todos ellos mi más particular y afectuoso reconocimiento.-

Saben como los quiero y aprecio, no obstante lo cual, ciertamente, mas de una vez, los he molestado con intervenciones no del todo felices.- Espero sepan olvidar.-

Mi arrepentimiento.-

Nunca una mejor oportunidad para rogarles me perdonen quienes ya sea de palabra, obra u omisión, seguramente he ofendido.- ¡que alegría, que tranquilidad ser perdonado por el cielo y por la tierra.-

Y a propósito del Club Carrasco les adelanto que, en la Puerta de la Iglesia, únicamente saludaré a quienes, no puedan acompañarme a un sencillo Brindis.-

No apagaré velas (son demasiadas). Tampoco se cantará Feliz Cumpleaños (lo tengo mas que oído).- Si algo de música y también algo sólido para que el líquido no dañe.-

Segundo.- Es la primera vez y será la última en hablar, publicamente de mi mismo.-

Ello se debe a que con todo cariño, últimamente me han preguntado cual es el secreto de llegar a esta edad, al menos en apariencia, sano y salvo.-

Creo que no hay, no puede haber mayores secretos.-

En lo que se refiere al físico, mas allá de los genes, lo he podido mantener, de modo más o menos satisfactorio, sobre la base de una intensa y variada actividad, tanto atlética como deportiva.-

He transitado, con suerte varia, por pistas de atletismo, frontones de paleta, canchas de basketbol, volebol, futbol y hasta, hace unos pocos años, de tenis. Aún hoy sueño que vuelvo a practicarlo.-

A ello debo agregarle, también con suerte varia, una profusa e intensa actividad laboral, tanto el ámbito de la Administración Pública (41 años vinculado a la Aviación Civil), como en el ámbito privado (casi 60 años) actuando en empresas comerciales, industriales y bancarias, sin dejar de lado 11 años de Cónsul Honorario de la República hermana del Perú.-

Sin bien ya no ejerzo la abogacía aún hoy, por la mañana y por la tarde, concurro a nuestro Estudio sito en la histórica y maravillosa Plaza Zabala, acompañado de mis hijos y nietos profesionales.-

Ahora, si me permiten, mencionaré algunos otros detalles.-

En mi presupuesto, un rubro importante es “Medicamentos”. Lo encabeza, desde hace más de 50 años, la Aspirina Bayer.-

Siempre que me fue posible, hice un cuarto intermedio a medio día, como si fuera por la noche.-

Vulgarmente la siesta.-

Una dieta equilibrada en sus diversos aspectos, explica que no haya necesitado agrandar la indumentaria.-

En cuanto a mi salud mental, yo diría salud del alma, debo comenzar recordando y agradeciendo a mi queridos y beneméritos padres de quienes recibí, a igual que mis 7 hermanos, desde nuestra infancia, una educación cristiana, completada con las enseñanzas de las Hermanas de la Misericordia y luego, durante 7 años, de los padres Jesuitas.-

En lo Evangelios con sus conmovedoras parábolas, mis oraciones y actos de piedad, estoy cierto de haber encontrado el Camino, la Verdad y la Vida.-

Todo ello me ha permitido gozar de una gran Paz de Alma, con lo cual mis alegrías han sido mas alegres y mis tristezas menos tristes.-

Dicha Paz, a mi modesto entender, se logra mediante una fe en si mismo y en la Providencia que todo lo puede.-

Tercer tema.- Me referiré a solo dos anécdotas no por divertidas si por constructivas. Al menos en lo que a mi concierne. No siempre el tiempo borra los recuerdos.-

La primera: Era a fin de diciembre, en la Granja de mis abuelos maternos en la localidad de Toledo Chico. En ella pasábamos el verano los Ott Rius, y los Reyes Rius.-

Tendría unos 18 años.

Volví a encontrarme con un modesto y sencillo trabajador rural, proveniente de Andalucia, experto en toda clase de plantaciones.-

Solamente en dicha Granja, entre otras especies, fueron más de 1.500 olivos. Hiroshima.- Hoy no queda nada de nada. ¡Cuanta melancolía!.-

Este fue el diálogo. Y don Manuel, ¿Cómo pasó el año? me respondió: siempre haciendo lo mismo, pero muy contento ya que tengo trabajo y gozo de buena salud.-

A su vez, punto y seguido, me preguntó, ¿y Usted juaquincito? le respondí. Muy bien. No me quedó pendiente ningún exámen y sin enfermedades.-

Eso sí algo mas pelado. Su inmediata contestación, con acento Andaluz: Mejor pelao que amortajao ¡que sentido común, Dios mío!

Esas solo 4 palabras ¡que útiles me fueron!.-

Aprendí a discernir lo trascendente de lo intrascendente.- A separar lo que en verdad tiene importancia de las cosas superfluas.-

¡Cuánto tiempo ahorrado!.-

La segunda anécdota.- Yo con algunos años más, cerca de los 40.-

Al término de una de las reuniones “formales” del Directorio de una Empresa de Aviación a las que asistía como Delegado del Poder Ejecutivo, representando a la Aeronáutica Civil, algunas veces se prolongaban en amable camaradería.-

En cierta oportunidad, uno de los Directores, brillante, inteligente, de singular talento, destacadísima e ilustre personalidad en todos los ámbitos del que hacer de la Nación, en determinado momento me llamó aparte y, frase mas, frase menos, este fue su monólogo:

Dr. Reyes Rius: (en aquella época no existía el tu), dado nuestro recíproco afecto, aprecio y respeto, amparándome a la vez en la diferencia de edades, le voy a dar dos consejos o si se quiere dos sugerencias.-

Por la noche, al acostarse, pienso que como católico, hace su exámen de conciencia.- Tenga siempre a su alcance un block y un lápiz Faber Nº 2.-

El sueño no impide que su mente siga trabajado, en particular, cuando en su “agenda” figuren asuntos que le preocupan.-

Al desvelarse, le bastará con escribir una palabra, una frase, una idea y continuará descansando plácidamente.-

Aún hoy, el único cambio es la Birome por el lápiz.-

El otro consejo y no menos valioso. En las distintas reuniones que con toda seguridad, como profesional estará presente, nunca sea el primero en hablar.- Siempre el último. Le será muy útil para mejor aprovechar las ideas ajenas y acertar en el diagnóstico, en la propuesta, en la moción.-

Ese admirable consejo lo seguí, al pie de la letra, en toda oportunidad que se me presentó tanto en eventos locales como internacionales.-

¡Que sabiduría, Dios mío!

Tampoco puedo olvidar lo que nos decía un talentoso sacerdote Jesuita “en momentos de tempestad no hacer mudanza”.-

Y vaya si las hay, desatadas por la naturaleza y por el hombre.-

Cuarto y último tema. Algunas pocas reflexiones estrictamente personales.-

Tengo bien presente de quien mucho abarca poco aprieta y que todo es relativo.-

Sin embargo, el privilegio de haber combatido en varios frentes de Batalla, creo que me ha permitido contemplar la vida en su amplio espectro, con sus luces y con sus sombras.-

De ahí mi preocupación de ser tolerante y comprensivo.-

Además he tratando, cualesquiera fueran las circunstancias, favorables o desfavorables, enfrentarlas con mesura y un razonable optimismo.-

Sí algunas lágrimas, pero nunca estentóreas risas.-

Nací en Pocitos, viví en Pocitos y espero morir en Pocitos.-

Por ley natural y sin ningún drama, mi BARCO se está aproximando al puerto de la Eternidad.-

No se a cuantos nudos de velocidad estoy navegando.-

Pero si se, que en ese trascendental momento, atracaré sin dificultades por cuanto estará a bordo, el imprescindible PRACTICO, Nuestro Señor Jesucristo, Dios y Hombre verdadero.-

Cuentan de Alejandro Magno que estando próximo a morir, sus parientes más cercanos le repetían con insistencia: Alejandro ¿Dónde tientes tus tesoros? ¿Mis Tesoros? Preguntaba Alejandro.-

Y respondía: en el bolsillo de mis amigos.-

Si ahora me hicieron idéntica pregunta, idéntica sería mi respuesta.-

Termino, reiterándoles a Ustedes que, con tanta bondad y paciencia me han escuchado, en estas no bien hilvanadas palabras, a igual que a los ausentes que, por distintos motivos, no están aquí, mi más afectuoso, sincero y cordial agradecimiento.-

Estén seguros que los llevo y llevaré siempre en mi corazón.-

Hasta ahora, pues, en el Club Carrasco.-

view all

Joaquín Andrés Reyes Rius's Timeline

1916
November 28, 1916
2010
April 8, 2010
Age 93
April 9, 2010
Age 93
Montevideo, Departamento de Montevideo, Uruguay