Guadalupe Bracho Pérez Gavilán

Is your surname Bracho Pérez Gavilán?

Research the Bracho Pérez Gavilán family

Guadalupe Bracho Pérez Gavilán's Geni Profile

Share your family tree and photos with the people you know and love

  • Build your family tree online
  • Share photos and videos
  • Smart Matching™ technology
  • Free!

Share

Guadalupe Bracho Pérez Gavilán

Also Known As: "Andrea Palma"
Birthdate:
Birthplace: Durango, Durango, Durango, Mexico
Death: Died in Mexico
Immediate Family:

Daughter of Julio Bracho Zuloaga and Luz Perez Gavilan Guerrero
Wife of Enrique Diáz Indiano
Sister of Refugio Bracho Pérez Gavilán; Rosa Bracho Pérez Gavilán; Toribio Bracho Pérez Gavilán; Miguel Bracho Pérez Gavilán; José Fernando Bracho Pérez Gavilán and 5 others

Occupation: Actriz : Andrea Palma, Actriz conocida como Andrea Palma
Managed by: Private User
Last Updated:

About Guadalupe Bracho Pérez Gavilán

Mejor conocida como Andrea Palma

Fuente IMDB http://www.imdb.com/name/nm0657992/bio

Andrea Palma became the first diva of Mexican cinema, when she appeared in the tragic leading role of Rosario, the prostitute of Mujer del puerto, La (1934), one of the iconic films of the "cine de pecadoras" genre that became a staple in the Mexican film industry. Andrea was the daughter of Julio Bracho Zuloaga, a wealthy land and textile factory owner who lost all his possessions during the Mexican revolution. Mr. Bracho moved his family to Mexico City, where Andrea became interested in theater during her school years, and later in fashion and hat design. She entered the hat business in the early 1920s and opened her own shop, called Casa Andrea (from where she took her first name as an actress, adding the last name of one of her clients, the elegant Mrs. Palma.) Known in the theater world, she had her first opportunity replacing her friend Isabela Corona when the actress gave birth to a child. She closed the shop and remained with the theater company and traveled to the United States, where she stayed until the early 1930s, helped by a young and struggling Cecil Kellaway, having small roles in the films of her cousins Dolores del Rio and Ramon Novarro and as hat and make-up consultant for Marlene Dietrich, when the German diva arrived in Hollywood. When she was called from Mexico and offered the part of Rosario, it was Dietrich's style that inspired her in creating her character. The languid, stylized and slim figure of Rosario stood out in a milieu of drunken sailors and ordinary prostitutes. Mujer del puerto, La (1934) became an instant success and Andrea Palma became a superstar, practically out of nowhere. In the succeeding years, she was much in demand: her next movie was completely opposite to Rosario, playing the famous 17th century poet, playwright and nun Sor Juana Inés de la Cruz; she returned to Hollywood to make two "Latin film", took a four-year break doing theater and in 1943 she was directed by her brother Julio Bracho in the classic melodrama Distinto amanecer (1943). She played Julieta, a frustrated wife during the day and a prostitute during the night, and it is considered by many the best role and film in her career. After other movies, including a Tarzan vehicle, starring Johnny Weissmuller, in which she played the mother of actress Linda Christian, Andrea went to Spain to perform in a play and during rehearsals she met actor 'Enrique Díaz 'Indiano who became her only husband. When Andrea returned to Mexico, she was no longer considered a young leading lady and became specialized in character roles. In the 1950s she was in two classic "pecadoras" productions and huge commercial successes starring Cuban superstar Ninón Sevilla and directed by Alberto Gout, playing a mean brothel owner in Aventurera (1950) and a suffering wife in Sensualidad (1951); and she worked with Luis Buñuel in Ensayo de un crimen (1955). Although she worked in the Mexican film industry until the 70s, Andrea Palma concentrated in television and theater since the late 1950s, including her weekly appearance as hostess of the popular series "La novela semanal", based on literature classics, until her retirement in 1979 due to illness. Her last role was besides her niece and goddaughter Diana Bracho in the series "Ángel Guerra" (1979).

	  Teatro Hidalgo, Ciudad de México, Septiembre de 1976. Una anciana dama, enfundada en un abrigo negro, se abrió paso entre la multitud que se abarrotaba en la entrada del edificio para presenciar la función de la comedia musical Chao Valentino. A pesar de su avanzada edad, caminaba aun erguida, y su porte señorial evocaba aun a la mítica protagonista de la inolvidable cinta La mujer del puerto, la trágica prostitua Rosario, o a Luisa, la esposa infiel en El primo Basilio; a una inmaculada Décima Musa, Sor Juana Inés de la Cruz; o a Nelly, una prófuga de la ley que seduce a un alcalde de pueblo en El señor alcalde; a Juana Champion, una elegante mujer  inglesa, platónicamente enamorada de un hombre más joven, o a Julieta, la  frustrada esposa, que además es fichera en un cabaret, que se involucra en un asesinato para ayudar a un antiguo amor a escapar de sus perseguidores en Distinto amanecer; a Virginia, una esposa seducida, con un  impactante final en Bel Ami o a Rosaura, elegante dama de sociedad que lleva una doble vida regenteando un  burdel en Aventurera; Eulalia, la esposa engañada en Sensualidad o Abigaíl, la ambiciosa hacendada de Por la puerta falsa; a Herodías, la vengativa esposa de Herodes en El proceso de Cristo o a Josefina, la anciana solterona, dueña de una pensión en Guadalajara en Verano; a Eva Sikelianos, la protectora griega de José Clemente Orozco en En busca de un muro o a Natividad, la anciana gitana en Lucía Sombra.  Una de las grandes figuras de la Época de Oro del Cine Mexicano, que fue envejeciendo con el siglo. Con mi programa de mano, abierto en la página donde estaba su fotografía, una imagen de La mujer del puerto, me acerqué a ella y le pedí un autógrafo; ella, muy amablemente, quizas enternecida con el jovencito de escasos doce  años que se acercaba a ella, me preguntó mi nombre y escribió en el programa: Para Jesús Ibarra un recuerdo de Andrea Palma.

Guadalupe Bracho Pérez Gavilán -Andrea Palma- nació el 16 de abril de 1903 en la ciudad de Durango; fue la séptima de los once hijos que tuvo el matrimonio formado por don Julio Bracho y Zuloaga, hacendado y dueño de una fábrica de textiles, y su esposa Guadalupe Pérez Gavilán.

  En 1913, teniendo Guadalupe diez años, a raiz del incendio causado por los revolucionarios en la fábrica de textiles de su padre, la familia se trasladó a vivir a la ciudad de México, en donde don Julio intentó poner varios negocios sin mucho éxito. Ante la difícil situación económica, doña Lupe apoyaba a su esposo con lo que sabía hacer, la repostería, actividad en la que la ayudaban sus hijas. La pequeña Guadalupe tenía una especial habilidad para decorar pasteles. A pesar de las privaciones económicas de la familia, los niños Bracho ingresaron en colegios particulares; Guadalupe y sus hermanas asistían a una escuela de monjas españolas y luego a otra inglesa, llamada Academia de la Visitación. Guadalupe sintió, desde muy nilña, inquietudes artísticas; le gustaba aprenderse versos y recitarlselos después a su padre. Don Julio gozaba escuchándola. Participaba en el grupo de teatro del colegio y empezó a diseñar el vestuario. Siendo aun muy joven, se aficionó al cine mudo. La familia Bracho vivía muy cerca del cine Roma y Guadalupe y una amiga acostumbraban a ir a las funciones. Vio las primeras películas norteamericanas que llegaban al país y le fascinaron. Incluso, ella y su amiga, enviaron una carta ala Paramount, solicitando enviaran más cintas para exhibirse en México; al calce pusieron cerca de doscientas firmas, inventadas por ellas mismas. La Paramount les contestó que enviaría de inmediato películas de Gloria Swanson.
  Como algo había aprendido de costura en el colegio, Guadalupe había diseñado algunos sombreros para ella misma. Cuando se agravó la situación económica de la familia decidió hacer sombreros para vender. Tenía diecisiete años cuando vendió su primer sombrero a una cuñada, por el cual ganó diecisiete pesos. Manifestó entonces a su madre su deseo de tomar clases de sombrerería y empezó a hacerlo con una señora francea. Sin embargo Guadalupe sólo tomó unas cuantas clases; opinaba que el gusto de la francesa era horrible y abandonó el curso.
  Por aquel tiempo, su primo, el actor Ramón Novarro invitó a Guadalupe a pasar unos meses en Hollywood con su familia. A la joven le pareció una idea maravillosa y aceptó gustosa. Su padre la dejó ir sólo a condición de que no visitara los estudios. La idea de que su hija pudiese entrar al cine le horrorizaba. Guadalupe pasó seis meses en casa de Ramón, con cuya hermana Lucero hizo grandes migas, ya que era de su misma edad. Cierto día Ramón la llevó de compras a Robinson's y le regaló su primera estola de zorro. Después de un tiempo; Guadalupe, obedeciendo las órdenes de su padre, regresó a México sin haber visitado los estudios de cine.
  De regreso en México, Guadalupe se enteró que solicitaban una persona para atender el departamento de sombreros en la tienda La Ciudad de Londres, en las calles de Madero y Palma. Así es que vistió la mejor ropa que había traido de de Hollywood y muy arreglada se presentó en la tienda; le dieron el trabajo de inmediato. Pronto, con sus innovadoras ideas de diseño, revolucionó la tienda. Ella diseñaba y daba los últimos toques y las ventas de la tienda se elevaron. Logró una clientela exclusiva que incluía a gente de teatro como María Tereza Montoya. Relacionándose con estas personas, Guadalupe empezó a buscar su camino hacia la actuación. Trabajó  en La Ciudad de Londres durante tres años. Despúés dejó la tienda y puso su propio estableciminento en sociedad con el señor Jorge Salazar, en la calle de Venustiano Carranza; se llamó Casa Andrea. Ella aun no era Andrea Palma, simplemente el nombre le gustaba. Casa Andrea adquirió un gran prestigio en el diseño de sombreros. Decorada toda en gris, cubierta de cotinas y alfombras, el areglo de la tienda estuvo a cargo de Adolfo Best Maugand, quien instaló tambien un majestuoso biombo y un mural pintado por él mismo.
  Gracias a la sombrerería la relación de Guadalupe con gente del medio teatral se incrementó. Empezó a llevar pruebas de sombreros a los camerinos de las actrices. En cierta ocasión llegó al teatro Arbeu en donde presentaban la obra Maya de Simón Gantillón. Actuaban Miguel Angel Ferriz, Isabela Corona, Alberto Galán y Gloria Iturbe. Era una obra que había causado escándalo entre la comunidad religiosa al grado que la Iglesia la había prohibido. Sin embargo, las localidades estaban siempre agotadas. Este era el caso de aquel día en que Guadalupe llegó al teatro; no quedaba ni un boleto y el director Alfredo Gómez de la Vega estaba desesperado pues le habían avisado que Isabela Corona acababa de dar a luz y no asistiría a la función. No sabía que hacer para sustituírla. Armándose de valor Guadalupe se acercó y le dijo que ella podía reemplazar a Isabela en el papel de la Fifina. Había asisitido a todos los ensayos y había visto la obra varias veces. Conocía todo el desarrollo y sabía cuando aparecía el personaje de Isabela. que además era muy amiga de Guadalupe y le había ayudado a memorizarse los diálogos. Le suplicó a De la Vega que le pasara el papel. Con grandes dudas, el director accedió y le pasó las escenas de la Fifina, que era una criadita en un prostíbulo.
  Guadalupe corrió a su tienda, despachó a los empleados diciéndoles que por aquel día se cerraba lel negocio. Una vez sola, tumbada en la alfombra, se puso a memorizar los diálogos. Aquella tarde Guadalupe abordó un libre y se dirigió a la casa donde se alojaba su hermana Rosa que era monja y le entregó una carta dirigida a su madre, en donde le explicaba que si no se convertía en actriz era capaz de quitrarse la vida. La carta terminaba así: "...bendígame, que esta noche a las siete estoy en el teatro Arbeu, recen por mi alma..."
  Llegó la hora de empezar la función. Como habia muchos actores en escena, en un principio nadie notó su presencia, pero en cuanto dijo su primer parlamento, el público notó que la actriz que caracterizaba a la Fifina no era Isabela Corona; muchos reconocieron a la señorita Bracho de Casa Andrea. Guadalupe salió airosa del paso. Relizó muy bien su papale y recibió muchos aplausos. Don Alfredo, con lágrimas en los ojos, la abrazó.
   Ahora que era actriz, había que desahacerse de la tienda. Su vida era el teatrro y de ahí en adelante su vida estaría dedicada al escenario. Su socio se molestó y como Guadalupe era quien diseñaba los sombreros, el negocio terminó cerrando.
   Fue  por aquella época que su padre, don Julio Bracho y Zuloaga, enfermó de gravedad y murió. Andrea Palma dijo en su testimonio para los Cuadernos de la Cineteca, tomo 1: "Cuando comencé a actuar en 1927, mi padre se hallaba muy enfermo. Un día me dijo: -Óyeme Gualupita linda, tengo que hablar contigo. De seguro pensó: "a esta la voy a atornillar para que me jure que no se va a meter al teatro". Justo en ese momento llegó el doctor. Era el 10 de diciembre, dos días antes de mi Santo. Entró mi mamá y me comunicó que saliera del cuarto porque el doctor había llegado con prisa. Mi papá pidió que esperara pero el médico no podía. Al día siguiente mi padre amaneció muerto ¡lo que es el destino! ya no me dijo nada. En el fondo tengo aun el remordimiento y si me pasan cosas malas en mi chamba, siempre creo que tengo encima un poco de maldición".
   Después de un año de funciones en el teatro Arbeu, don Alfredo le ofreció otra obra en el papel de una modistilla francesa. Una crónica de la época comentó "una chiquilla, no sabemos ni como se llama, salió salió al foro e inundó el escenario de talento y alegría". Había que empezar a pensar en un nombre artístico. Guadalupe decidió que ni usaría el nombre de su familia, para que  no lo deshonrara una "cómica".  Mucha gente la llamaba Andrea por la tienda de sonbreros por lo que decidió adoptar este nombre. El apellido lo tomó de una de sus clientas, un mujer muy guapa, esposa de un general Palma. Así surgió Andrea Palma.
   Andrea viajó con la compañía de Alfredo de la Vega por toda la república. Después, Alfredo fue contratado para ir a Hollywood y como no hablaba inglés le propuso a Andrea que fuera con él como su intérprete, asegurándole además que si llegaba a hacer una película, ella entraría con él. Andrea aceptó.    Como no se hizo nada en Hollywood, don Alfredo invitó a Andrea a ir a Europa, pero ella declinó la invitación y se quedó en Hollywood. Se instaló en una casa de huéspedes, compartiendo habitación con una prima suya. Era la época de la gran depresión en Estados Unidos por lo que Andrea y su prima tuvieron muchos problemas para mantenerse. Conoció a un chico norteamericano llamado Cecil Callaway, que se enamoró de ella y gracias a sus invitaciones a cenar, Andrea sobrevivía, ya que había días que no probaba bocado. Después de algún tiempo consiguió empleo en una fábrica de sombreros. Trabajaba tanto decorando los sombreros que llegaba a su casa con las manos llenas de cayos. Consiguió también algunos trabajillos de extra en algunas películas de sus primos Ramón Novarro y Dolores del Río.  Uno de éstos films fue La Paloma en donde Dolores interpretaba a una bailarina.
  Fue por aquel entonces cuando llegó a Hollywood la estrella alemana Marlene Dietrich, acompañada por su director Josef von Sternberg. Andrea se enteró de que la Dietrich estaba muy descontenta con todos los sombreros que le mostraban y buscaba una sombrera francesa. Alguien tuvo el buen tino de recomendar a Andrea, quien de inmediato se presentó ante la señora. Se presentó como Miss Andrea Palma; Marlene ya la estaba esperando, sentada en la obscuridad y sin permitir que le diera la luz directamente. Le dijo a Andrea en tono pedante que los norteamericanos no sabían hacer nada y que no le querían poner turbantes que en su opinión personal era lo único que le quedaba. Andrea, serenamente y muy segura de sí misma, le explicó que por su tipo de rostro, podía usar cualquier cosa. La Dietrich le pidió prestada la pequeña boina que Andrea llevaba; se la puso y le gustó. De inmediato le pidió seis sombreros más. Con ayuda de una amiga Andrea logró entregarle los sombreros. Marlene empezaba en aquel tiempo la filmación de la película La Venus rubia y a partir de entonces Andrea se covirtió en la sombrera particular de la actriz. Se ganó toda la confianza de Marlene. Llegaba siempre antes de la hora en que la actriz la citaba para cuidar de todos los detalles de su maquillaje y arreglo personal. Andrea llegó a conocer a Marlene Dietrich como la palma de su mano.
   Por el tiempo en que trabajaba con Marlene, se acabó el tiempo de su residencia en los Estados Unidos, por lo que Andrea tuvo que viajar a Mexicalli para arreglar sus papeles. De regreso recibió una llamada de Cárlos Nájera, un intelectual, antiguo amigo suyo. El motivo de la llamada era que el señor Arcady Boytler, cineasta ruso, deseaba hacer una película en México y quería que Andrea protagonizara el film. Boytler había probado sin cansancio a todas las estrellas del cine mexicano del momento y ninguna le daba el tipo. Nájera y otro amigo, Rafael Bermúdez, le habían tomado a Andrea un rollo de película haciendo gestos y se lo mostraron a Boytler, quien al verlo dijo: "Esta es la señora que yo quiero para mi película".
  Carlos Nájera logró convencerla de aceptar. Boytler arregló que le enviaran dinero y los boletos para el regreso. Antes de regresar a México, recibió otra llamada para ofrecerle trabajo en la cinta Chucho el Roto, al lado de Fernando Soler. El productor Fernando de Fuentes había visto también la peliculita y la había elegido; sin embargo Andrea declinó por el compromiso adquirido anteriormente con Boytler.
  De regreso en México, Andrea comenzó inmediatamente los preparativos para el film. Conoció a Arcady Boytler y a su esposa Lina, que también actuaba en la cinta, quienes la apoyaron en todo momento. Rafael J. Sevilla, asistente de Boytler, pensaba que Andrea no era apta para el papel. Entonces filmaron un test con Andrea vistiendo un vestido de organdí. La prueba salió estupenda y Andrea se quedó definitivamente con el papel
	 Para fotografía el film contrataron a Alex Phillips quien supo captar magníficmante el rostro de Andrea. El vestuario lo confeccionó Emma Roldán. Andrea Palma dijo en su testimonio para los Cuadernos de la Cineteca, acerca de su papel en La mujer del puerto: "Hoy veo con claridad los errores de mi rol en La mujer del puerto: una prostituta de Veracruz que aparece con un vestido negro de mangas largas, tan clásico en las fotografías de la película, mientras todas las demás salen con ropas de organdí transparente. El traje negro era precioso; llevaba cuello alto y la espalda descubierta, que de hecho le daba el tono tremendo; en esa época no se soñaba con tales escotes. También usé un chal caído que por cierto era de mi mamá., de cuando las señoras los usaban con flecos. ¡Fíjese que horror! un personaje con dicho vestuario no era real, no podía ser, si embargo existió ".
   Para La mujer del puerto, Andrea imitó en mucho aspectos la apariencia que tan bien conocía de Marlene Dietrich. El personaje se prestaba y Andrea supo sacarle partido pues además tenía cierto parecido físico con la Dietrich. Con un gesto adusto, las cejas levantadas, los pómulos salidos y las mejillas hundidas, la voz grave, ojos adormilados, sombreados por largas y espesas pestañas y de irresistible mirada, y con un cigarro apenas colgando de los labios, Andrea Palma se transformó en una vampiresa, en la mujer fatal de destino trágico, la primera diva que producía el cine mexicano.
  El galán que la acompañó fue Domingo Soler, primero de los hermanos Soler que debutaba en cine. Aunque Domingo era ya un actor de renombre y Andrea una debutante, aceptó el segundo crédito, después de ella, y cobró sólo 500 pesos contra los 8 mil que cobró ella. Hicieron otras dos películas juntos: El primo Basilio y El señor alcalde. En esta última, Andrea le retribuyó a Domingo el gesto de haber aceptado un segundo crédito en La mujer del puerto. Declaró para los Cuadernos de la Cineteca: "Luego Mingo y yo hicimos El señor alcalde, que fue una comedia monísima. Ahí Domingo Soler exigió tener primacía en los créditos, como condición para aceptar su papel. En La mujer del puerto, había ido después que yo y mi respuesta fue: -Como la película se llama El señor alacalde, me parece lógico que él vaya antes-" Para realizar la escenografía de El señor alcalde se sontrataron los servicvios del famoso escenógrafo teatral español Manuel Fontanals; Andrea viviría tormentoso romance con Fontanals, quien sería el amor de su vida.
 La mujer del puerto tuvo un éxito inuscitado. La gente hacía cola en la taquilla del cine para ver la película. Andrea Palma asistió a una función en el Regis y al finalizar subió al foro recibiendo las aclamaciones y demostraciones de cariño por parte del público. Andrea comentó acerca del estreno de la película: "Cuando la película se estrenó, tuve una delas emociones más grandes de mi vida. En El Universal existía una escritora -firmaba Cube Bonifant- con quien yo siempre estaba de acuerdo en sus crónicas de películas extranjeras. Desde muy chiquita compartía sus opiniones sobre cine. Por ello esperé con ansias sus líneas. Al día siguiente me trajeron El Universal Ilustrado a mi cama. Me dije: -Lo que ella señala es cierto-. Abría y cerraba el diario sin atreverme a leer sus juicios. Escribió: -Por fin México tiene una estrella-"
   Con el éxito, consecuentemente llegaron después otras cintas. Interpretó a Sor Juan Inés de la Cruz, luciendo estupenda de monja, aunque la cinta era mediocre. En El primo Basilio interpretó a una esposa infiel. Cuando hizo esta película, Andrea abandonó intempestivamente la filmación dejándola a medias. A pesar de que cobraba un sueldo alto, el personaje no era de su agrado y estaba en desacuerdo con varios detalles, por lo que se decidió a abandonar la cinta. Trataron de vetarla para que nadie la contratara, sin embargo, las proposiciones le seguían lloviendo. Después vinieron Amapola del camino y Ave sin rumbo. En la primera, fue la única ocasión en que interpretó a una ranchera. Andrea sería la antítesis de otras divas, Dolores del Río y María Félix, quien en sendas ocasiones interpretaron este tipo de papeles. La Palma interpretó siempre a damas distinguidas o a prostitutas elegantes, como fue el caso de Ave sin rumbo, acompañada de Arturo de Córdova, en donde su papel recordaba a Rosario en La mujer del puerto.
  Al inicio de los 40, regresó a Hollywood para filmar dos películas: The last rendez-vous y La Inmaculada, la cual resultó un fracaso. En esta cinta la acompañó el actor español Fortunio Bonanova y fue dirigida por Louis Gasnier; estaba basada en una novela de Catalina D'Erzell quien le dedicó a  Andrea un ejemplar de su libro: "Andrea, esta obra mía le pertenece y algún día usted habrá de interpretarla en México, no en Hollywood derrochando sus capacidades de gran actriz y su temperamento. La considero una viva encarnación de Consuelo". Años más tarde, el hermano de Andrea, Julio Bracho dirigiría efectivamente otra versión en México, sólo que interpretada por Rosario Granados.
  Durante cuatro años Andrea estuvo alejada del cine, debido -según sus propias palabras- a una depresión personal. Durante este periodo actúo en teatro. Entre otras montó dos obras escritas y dirigidas por su hermano Julio: La mujer y el navegante y Sor Juana Inés de la Cruz.
   Su regreso al cine nacional lo marcó la cinta El rosario, dirigida por Juan José Ortega, interpretando un personaje "muy sentimental y abnegado". Andrea dijo al respecto en su testimonio para los Cuadernos de la Cineteca: "Cuando se estrenó  El rosario en el Palacio Chino, me asomé y no se oía ni el vuelo de una mosca, la gente estaba conmovida y se sentía un respeto enorme, a pesar de la gran cantidad de espectadores". 
   Ese mismo año -1943- Andrea actuó en lo que sería de sus grandes éxitos y quizás su mejor película:: Distinto amanecer, cinta en la cual fue dirigida por primera vez en cine por su hermano Julio Bracho.  Andrea comentó sobre esta cinta y sobre Julio Bracho: "Fue muy fácil identificarme con ese personaje. Creo que tiene muchas cosas mías, de mi sentir, de mi forma de ser. Además Julio me encanta -siempre ha sido muy bueno conmigo-. No por que sea mi hermano, pero es un director muy inteligente y sensible.... Julio es un hacedor de estrellas, transforma a quienes laboran con él". En una entrevista para la revista Mexico Cinema, Andrea confesó que durante la filmación de Distinto Amanecer tuvo la sensación de que vivía una parte de su propia vida: "Sentí vivir mi papel, porque...nadie tal vez lo supone, pero yo también experimenté el drama de la soledad, del abandono, del desengaño, durante la temporada que estuve en Hollywood, que tan hostil me fue.  Entonces, al igual que la heroína interpretada, al enorme dolor espiritual sentí agregarse el pequeño sufrimiento del hambre...Hay actores...que se gustan a sí mismos pero no al público, y otros, viceversa, que gustan al público pero no a sí mismos. Yo soy de los viceversa..."
  Isabela Corona, gran amiga de Andrea, comentó para el periódico El Universal (12 de noviembre de 1943): "El de Andrea Palma en Distinto amanecer es el trabajo más eminente que he visto en el cine mexicano, por su absoluta naturalidad". La primera actriz de teatro, Clementina Otero comentó para el mismo periódico: "Siempre consideré a Andrea Palma como la primera actriz del cine mexicano, y Distinto amanecer no sólo me confirma esa opinión, sino me ha producido la enorme satisfacción de comprobar el asombroso adelanto de la cinematografía nacional".
   Durante los años subsecuentes -1945 a 1947- Andrea filmó cuatro películas: La casa de la Zorra, dirigida por Juan José Ortega, que se realizó como un homenaje a doña Virginia Fábregas; Una sombra en mi destino y Los buitres sobre el tejado, ambas dirigidas por Alberto Gout, y Bel Ami, dirigida por Antonio Monplet. En esta última tiene una excelente escena final en donde su personaje, Virginia,  mata de un tiro al protagonista, Jorge Duroy (Armando Calvo), creyendo así salvar la herencia de us hija.
  En 1948 filmó una película norteamericana, rodada en México, Tarzán y las sirenas, úlitma película de la serie de Tarzán en donde actuó Johnny Weissmuller. Por Tarzán y las sirenas, Andrea cobró el mayor sueldo de su vida, ochenta mil pesos. Su papel era el de la madre de Linda Christian; tenía sólo una pequeña aparición y decía unas cuantas frases en inglés.
   Durante estos años no había cesado su actividad en teatro. Uno de sus grandes deseos se vio cumplido cuando pudo representar La dama de las camelias; también representó Santa de Federico Gamboa. En 1945 trabajó al lado de doña Virginia Fábregas y Carmen Montejo en La casa de Bernarda Alba, de Federico García Lorca, dirigida por Luis G. Basurto en el Palacio de Bellas Artes. Después vinieron La huella de Agustín Lazo, también con doña Virginia y Carmen, dirigidas por su hermano Julio y El pobre Barba Azul de Xavier Villaurrutia, con María Douglas, Rubén Rojo, Julián Soler, Carmen Montejo y Manolo Fábregas.

En 1947 Andrea Palma viajó a España con la compañía de Luis G. Basurto. Permaneció allá dos años. Fue durante un ensayo en Madrid cuando conció al que sería su marido, Enrique Díaz Indiano. Su sobrina Diana Bracho hace el siguiente relato: "Mi tía Andrea era muy mal hablada, pero era de esas mujeres que decían las palabrotas con tanta gracia, que nunca se oía vulgar; ella nunca tuvo un gramo de vulgaridad, era una mujer muy claridosa, muy abierta y muy libre en su forma de vivir... ella me contó esta anécdota: cuando se fue a España con la compañía de Luis G. Basurto, mientras ensayaba una obra en un teatro de Madrid, veía a un hombre desconocido que entraba a ver el ensayo y se dedicaba a observarla. La presencia y la mirada del desconocido la ponían nerviosa y entonces le dijo a Basurto: -Oye Chato, yo no puedo ensayar si hay gente que no sea de la compañía aquí, pues me causa mucha inseguridad, quiero que prohiban la entrada a cualquier otra persona-. Y entonces le fue prohibida la entrada al desconocido. El día del estreno, ella hace su gran entrada -muy teatral de aquella época-. y el teatro se viene abajo de aplausos; de repente se va la luz y el escenario se queda a oscuras; entonces decía mi tía -Y de pronto Chata, siento unos brazos que me toman por atrás y me dicen -No se preocupe, todo va a estar bien- y me entró una seguridad... no sabía quien era ese tipo. pero ¡que fantástico! ¡que forma de tomarme! ¡tan viril! Y bueno... viene la luz y era aqeul desconocido que estaba en los ensayos, y dije yo: ¡Coño, que hombre! y pues... me casé con él, Chata." Andrea y Enrique Díaz Indano nunca tuvieron hijos. Regresaron a México cuando murió la madre de ella, Doña Luz Gavilán de Bracho..

   Andrea se reincorporó al cine con la película Aventurera, nuevamente dirigida por Alberto Gout, y en donde la protagonista era Ninón Sevilla. En esta película hizo otro de sus mejores papeles, interpretando a Rosaura, una dama de la alta sociedad tapatía  que lleva una doble vida regenteando un burdel en Ciudad Juárez. A pesar de que Ninón Sevilla casuaba sensación, Andrea Palma robó la pantalla con su formidable presencia. Eran de antología sus escenas de enfrentamientos con Ninón y cuando soberbiamente baja las escaleras de su casa para enfrentarse a la terrible realidad de que su hijo (Rubén Rojo) se ha casado con Ninón, su pupila en el burdel.
  Al año siguiente trabajó para Fernando de Fuentes en Por la puerta falsa. Era la primera vez que Andrea trabajaba para el director de Vámonos con Pancho Villa y El compadre Mendoza. La pareja central estaba formada por Pedro Armendáriz y Rita Macedo, por lo que De Fuentes le ofreció un tercer crédito. Ella acepto; había dejado de ser la dama joven, la protagonista, y había pasado a ser una actriz de soporte. En Por la puerta falsa interpretó a Abigaíl, una rica y ambiciosa hacendada que se ve despojada de  su propiedad; es la madre de Rita Macedo. Por única ocasión Enrique Díaz Indiano, su marido en la vida real, interpretó a su esposo en la pantalla.  Andrea declaró: "Fernando de Fuentes era muy buen director, muy tranquilo, muy señor, convencido de lo que quería. Me gustó mucho trabajar con él"
  Vino después Sensualidad en donde repitió equipo con Alberto Gout y Ninón Sevilla. Aquí representó a Eulalia, antítesis del personaje de Aventurera; es la sufrida esposa, a quien su marido (Fernando Soler) engaña con la protagonista (Ninón). Andrea tiene un enfrentamiento sensacional con Ninón a quien suplica que vaya a ver a su marido para que no muera.
   Aunque ya no en papeles protagónicos, Andrea Palma no dejaba de trabajar en cine. En los años subsecuentes participó en varias películas, entre ellas, La ausente, dirigida nuevamente por su hermano Julio, ocho años después de haber hecho juntos Distinto Amanecer. En ella interpreta el papel de Cecilia, hermana del personaje de Arturo de Córdova.
  En 1952  filmó El dinero no es la vida. En esta cinta Andrea se vio ante la única escena en su vida que no sabía como representar y que además le daba vergüenza. "Me sentía muy angustiada y como humillada...yo estaba parada frente a la iglesia; mi hijo salía de ella y naturalmente me daba una limosna....eso de pedir limosna me desquició".
  Aquella década Andrea filmó tres películas más dirigidas por su hermano Julio: La cobarde, Mujeres que trabajan y Llévame en tus brazos y en 1855 tuvo la gran oportunidad de actuar para el gran director Luis Buñuel en la cinta Ensayo de un crimen.
   Ese mismo año, doña Andrea, junto con Carmen Montejo, Tana Lynn y Anita Blanch, dirigidas por Xavier Rojas, ensayaban la obra Mujeres calumniadas, que se estrenaría en la Sala Chopin, Lamentablemente la obra fue prohibida la misma noche del estreno porque se consideró como "completamente inmoral ya que cualquier conflicto entre mujeres no es otra cosa más que una exaltación del homosexualismo". La censura era muy dura en aquellos tiempos de puritanismo.
  A finales de la época de los 50, doña Andrea Palma empezó a trabajar para la televisión  Realizó varios teleteatros con Fernando Soler y varias telenovelas entre las que destacan Mi esposa se divorcia con Lucy Gallarrdo y Rafael Banquells, Espejo de sombras con Ofelia Guilmáin y Sergio Bustamante y Sor Juana Inés de la Cruz con Amparo Rivelles y Jacqueline Andere. Andrea comentó en su testimonio para los Cuadernos de la Cineteca sobre su trabajo en televisión: "Actualmente me gusta más actuar en teatro y televisión; se acostumbra uno tanto al ritmo  que el cine parece muy lento. Por ejemplo: un close-up cinematográfico tarda diez o quince minutos; en cambio, en la televisión se toma en medio de toda la escena. He hecho muchísimas telenovelas. En un  principio realicé teleteatro con Fernando Soler; semanalmente montábamos piezas distintas, seleccionadas del repertorio de siempre de Fernando.... En televisión hay que vigilar los movimientos; los acercamientos de la cara, según su lado bueno (el mío es el izquierdo). La gran ayuda es el apuntador electrónico, ¡la maravilla del siglo! Es como si viniera el Espíritu Santo y me repitiera lo que tengo que decir. A pesar de él una debe estudiar antes. Nunca se me olvidó un papelito ¡bendito sea Dios!; ha de ser tremendo. En los sesenta Andrea filmó además nueve películas, entre ellas cuatro dirigidas por Julio Bracho (Historia de un canalla,  Guadalajara en verano, El proceso de Cristo y Andante).
   En la década de los 70 doña Andrea participó en sus últimas cinco películas: Elena y Raquel, Pubertinaje y En busca de un muro, en ésta última dirigida una vez más por su hermano. En teatro participó con Manolo Fábregas en la obra Pato a la naranja;  en la comedia Los derechos de la mujer de Alfonso Paso, con Julio Alemán y Chela Castro en el Teatro de los Insurgentes y en el musical Chao Valentino, en el teatro Hidalgo, dirigida por Rafael Banquells y actuada por Carlos Piñar e Irán Eory.
  En televisión destacó su actuación en la telenovela Lucía Sombra, dirigida por Antulio Jiménez Pons y portagonizada por la debutante Ofelia Medina. Doña Andrea interpretaba a Natividad, una anciana gitana que veía la sombra en lo ojos de la pequeña Lucía. Participó también en Muñeca con Fanny Cano, Pobre Clara con Julio Alemán y Chela Castro y Pasiones Encendidas con Amparo Rivelles en 1978. Para el canal 13, canal gubernamental de aquella época, doña Andrea hizo algunos teleteatros como Sor Margarita de José López Portillo y Rojas, dentro de la serie Canasta de cuentos mexicanos. Para este mismo canal hizo las telenovelas cortas Una mujer de treinta años de Honorato de Balzac, con la actuación de Maricruz Olivier, y la que sería su última actuación, Ángel Guerra, de Benito Pérez Galdós, en donde por única vez actúo al lado de su sobrina, Diana Bracho, quien declaró, en una entrevista realizada por el autor de la presente: "Fue maravilloso trabajar con mi tía Andrea; en la época en que hicimos Ángel Guerra ella ya estaba muy mal de la memoria, y sufría mucho por esto ya que era una mujer de un gran profesionalismo. Cada vez que hacía un trabajo, eran meses de zozobra porque se le olvidaban los textos; era divina porque tomaba unas pastillas para tranquilizarse, luego otras para poder entrara aescena; se metía de todo, tenía un cajón lleno de píldoras, sacaba al azar, -tres de estas para tranquilizarme, Chata, me decía, dos de estas para poder entrar a escena-. Yo creo que su pérdida de memoria tenía algo que ver con su enfermedad, arteroesclerosis cerebral, que ahora pienso que pudo haber sido hasta Alzheimer. Sin emabrgo conservó siempre una lucidez realmente impactante. A la mejor se olvidaba de tui nombre y te decía:- ¡Ay Chato, ¿tu quien eres?- pero después platicaba contigo y sabía perfectamente quien eras. Ya no quería trabajar y trabajó en Ángel Guerra gracias a que yo estaba en la novela; yo la convencí - Ay no Chata, me decía, que flojera, sufro mucho, no quiero tener esa responsabilidad-. Pero aceptó por fín. Eran pocas escenas; era la madre superiora de un convento por el que transitaba mi personaje en algún momento de la historia; entraba y salía, no era un personaje permanente, aparecía sólo en tres o cuatro capítulos. Era la que primero llegaba al foro. Cuando yo llegaba -y suelo ser muy puntual en el trabajo-  ella ya estaba en su camerino; entraba yo a saludarla y ya tenía el hábito puesto, a las 7 de la mañana, ya toda arreglada, estudie y estudie, preocupadísima. Eso si, maquilladísima, porque como ella perteneció a esa generación de superestrellas de pestaña postizay todo eso, nunca iba a ser una monja deslavada. LLegaba yo y me decía: -Chata, Chata ¿me quedó derecha la toquilla? -Sí, tía, le contestaba, te quedó perfecta- -No, decía ella, está chueca- y se quitaba todo y volvía a empezar. Era perfeccionista en el trabajo, era impresionante. Yo desde que era niña, me acuerdo de ella cociendo encajitos, buscando poner su toque a cada uno des su personajes. Siempre tenía que ver con los diseñadores, siempre estaba inventando que si iba a sacar tal sombrero con la bolsa tal, le encantaba la ropa y tenía una gran cantidad de cosas. Recuerdo una obra que hizo con Manolo Fábregas, Pato a la naranja, hacía el papel de la señora que servía el pato; pues bueno pasó meses haciendo el delantal que usaría, -Ay Chata, y ¿este encaje se verá bien? Creo que no ¿verdad? no va con la época, mejor le pongo el negro- y lo cambiaba. Fue delicioso trabajar con ella, se ponpia muy nerviosa, y pues... fue su última actuación.  Ella era mi madrina de bautizo; ella era Guadalupe Bracho y yo nací el 12 de diciembre, coincidencias históricas. Tenía tres ahijados que eran su amor, dos primos míos, Ricardo y Emilio Guzmán Bracho, y yo, que era su consentida y su amor. Por eso mi hija se llama Andrea. Tengo una notita de mi tía Andrea, cuando le escribí de Oxford avisándole que había nacido una niña y que por supuesto se iba a llamar Andrea. Cada vez que la leo me hace llorar, porque habla de la emoción de que mi hija se llamara Andrea."

Después de Ángel Guerra doña Andrea Palma se retiró de la actuación. Siempre gustó de la música y la lectura. Se esposo le dejó una surtida biblioteca de teatro moderno español; la señora Palma recordó "Cuando abro los libros dice algo como "en esto estaría eminente mi vieja" o "le queda estupenda a Andrea". Él peleaba mucho mis cosas y sobretodo yo le parecía una actriz maravillosa. Me sentía halagadísima y muy feliz.... Yo no hubiera sido totalmente feliz sólo con amor, por más que me adoraran y que adorara; y tampoco me hubiera sentido enteramente dichosa en el teatro y el cine si no hubiera tenido el amor que tuve. Me he realizado completamente..."

   Vivía sola en su casa. Varios males minaban su salud. Decidió que su vida ya no sería más en soledad y el 6 de octubre de 1983 se recluyó voluntariamente en la Casa del Actor, asilo para actores ancianos, auspiciado por la ANDA, en donde tendría con quien hablar y recordar tiempos pasados. En sus últimos años su salud se vio seriamente afectada, entre otras cosas, por arteroesclerosis cerebral. Poco a poco fue perdiendo la coordinación del habla. Aunque siempre reaccionó normalmente, en los últimos días ya no se entendía lo que decía. Murió el miércoles 11 de noviembre de 1987, faltando unos minutos para las cuatro de la tarde, asistida por una religiosa, la madre Honorina, quien declaró para El Sol de México: "Murió tan natural que casi sonrió".
  No se hizo ningún homenaje de adiós para la Primera Diva del cine mexicano, a la maravillosa Mujer del puerto. Sólo unos cuantos estuvieron en la agencia donde la velaron: Alicia Montoya, Irma Dorantes, Ignacio López Tarso, y sus compañeros de la Casa del Actor. Sus restos mortales fueron cremados en el Panteón Civil de Dolores y sus cenizas depositadas en la cripta de la familia Bracho, en el Panteón Español, junto a su hermano Julio.

Filmografía:

  1. "Ángel Guerra" (1979) TV series .... Mother Abbess
  2. "Pasiones encendidas" (1978) TV series
  3. "Pobre Clara" (1975) TV series .... Doña Beatriz
  4. En busca de un muro (1974) .... Eva Sikelianos
  5. "Mundo de juguete" (1974) TV series .... Sra. María Luisa Sartinari
  6. "Muñeca" (1974) TV series .... Amanda
  7. "Canasta de cuentos mexicanos" (1972) TV series
  8. Elena y Raquel (1971) .... Suegra de Raquel
  9. "Lucia Sombra" (1971) TV series .... Natividad
  10. Pubertinaje (1971) .... (segment "Una cena de navidad")
  11. Andante (1969) .... Erika

... aka Vértigo de amor en la oscuridad (Mexico: subtitle)

  1. "Lo que no fue" (1969) TV series
  2. "Usurero, El" (1969) TV series
  3. "Fallaste corazon" (1968) TV series .... Cristina
  4. "Pueblo sin esperanza" (1968) TV series
  5. Seis días para morir (La rabia) (1967)
  6. Retablos de la Guadalupana (1967)

... aka Retablos del Tepeyac (Mexico)

  1. Rancho solo (1967)
  2. Barón Brakola, El (1967) .... Rebeca's mother

... aka Santo vs. Baron Brakola (USA: video box title)

  1. "Obsesión" (1967) TV series
  2. Proceso de Cristo, El (1966) .... Herodias
  3. "Cita en la gloria" (1966) TV series
  4. Guadalajara en verano (1965) .... Josefina Rosas
  5. "Calle en que vivimos, La" (1965) TV series
  6. "Puente de cristal" (1965) TV series
  7. Historia de un canalla (1964) .... La Baronesa
  8. "Juicio de almas" (1964) TV series
  9. "Piel de Zapa, La" (1964) TV series
  10. "Siempre tuya" (1964) TV series
  11. México de mis recuerdos (1963) .... Tia Cuca

... aka My Memories of Mexico (International: English title)

  1. "Eugenia" (1963) TV series
  2. "Familia miau, La" (1963) TV series
  3. "Telenovela semanal, La" (1963) TV series
  4. Cielo y la tierra, El (1962)
  5. "Encadenada" (1962) TV series
  6. "Janina" (1962) TV series
  7. "Sor Juana Inés de la Cruz" (1962) TV series
  8. Viva Jalisco que es mi tierra (1961)

... aka Long Live Jalisco, My Natal Land (International: English title)

  1. Teresa (1961) .... Eulalia
  2. "Brujula rota, La" (1961) TV series
  3. Hermana blanca, La (1960)

... aka The White Sister (International: English title)

  1. "Espejo de sombras" (1960) TV series
  2. "Rapto, El" (1960) TV series
  3. Siete pecados (1959)

... aka Seven Sins (International: English title)

  1. "Mi esposa se divorcia" (1959) TV series
  2. Caso de una adolescente, El (1958)
  3. Miércoles de ceniza (1958) .... Rosa, amiga de Victoria

... aka Ash Wednesday (International: English title)

  1. ¿Adónde van nuestros hijos? (1958)
  2. Mujer que no tuvo infancia, La (1957)
  3. Tres melodías de amor (1955)

... aka Melodías de amor (Spain)

  1. Ensayo de un crimen (1955) .... Mrs. Cervantes

... aka Rehearsal for a Crime

... aka The Criminal Life of Archibaldo de la Cruz (USA)

... aka Vida criminal de Archibaldo de la Cruz, La

  1. Rival, La (1955)
  2. Dios nos manda vivir (1954)
  3. Entrega, La (1954)

... aka The Delivery (International: English title)

  1. Llévame en tus brazos (1954) .... Eva
  2. Lágrimas robadas (1954)
  3. Cuatro horas antes de morir (1953)
  4. Padre nuestro (1953)
  5. Eugenia Grandet (1953)
  6. Mujeres que trabajan (1953) .... Laura

... aka Women Who Work (International: English title)

  1. Cobarde, La (1953) .... Irene, hermana de Arturo
  2. Quiero vivir (1953)
  3. Mentira, La (1952)
  4. Sor Alegría (1952)
  5. Enseñame a besar (1952) .... Tia Loti
  6. Dinero no es la vida, El (1952)
  7. Salón de belleza (1951) .... Doña Marta
  8. Mujeres sin mañana (1951) .... Olga/Ángela Ederly
  9. Sensualidad (1951) .... Eulalia
  10. Ausente, La (1951) .... Cecilia

... aka The Absentee (International: English title)

  1. Por la puerta falsa (1950)

... aka By the False Door (International: English title)

  1. Aventurera (1950) .... Rosaura de Cervera
  2. Edad peligrosa, La (1950)
  3. Pobre corazón (1950)
  4. Tarzan and the Mermaids (1948) .... Luana, Mara's Mother

... aka Edgar Rice Burroughs' Tarzan and the Mermaids (USA: complete title)

  1. Bel Ami (1947/I) .... Virginia

... aka Buen mozo, El (Mexico)

... aka Historia de una canalla, La (Mexico)

  1. Buitres sobre el tejado, Los (1946)

... aka Buitres, Los (Mexico)

  1. Sombra en mi destino, Una (1946)
  2. Casa de la zorra, La (1945)

... aka The House of the Fox (USA)

  1. Rosario, El (1944)
  2. Distinto amanecer (1943) .... Julieta

... aka Another Dawn (USA)

  1. Luz en mi camino, Una (1939)
  2. Señor alcalde, El (1939) .... Nelly

... aka The Mayor (USA)

  1. Inmaculada, La (1939)
  2. Amapola del camino (1937) .... María
  3. Ave sin rumbo (1937) .... Ana del Castillo

... aka Wandering Bird (USA)

  1. Última cita, La (1936) .... Magda

... aka The Last Date (USA: review title)

  1. Primo Basilio, El (1935) .... Luisa
  2. Sor Juana Inés de la Cruz (1935) .... Juana de Asbaje, Sor Juana Inés de la Cruz
  3. Mujer del puerto, La (1934) .... Rosario

... aka The Woman of the Port (USA)

  1. Girl of the Rio (1932) (uncredited) .... Small part

... aka The Dove

view all

Guadalupe Bracho Pérez Gavilán's Timeline

1903
April 16, 1903
Durango, Durango, Durango, Mexico
1986
November 11, 1986
Age 83
Mexico
????
November